¿Es real que todos los chinos son iguales o se trata de una sensación? Muchos occidentales se han preguntado, al menos una vez en la vida, por qué los asiáticos son parecidos. Para llegar a una respuesta, varios trabajos científicos han intentado analizar qué significa que no podamos diferenciarlos.

Lejos de lo que pensábamos, los occidentales vemos a los asiáticos iguales porque estamos poco "entrenados" para diferenciarlos, debido a que no solemos convivir con ellos. Otra hipótesis apunta a que occidentales y orientales siguen estrategias diferentes a la hora de hacer un reconocimeinto facial.

►TE PUEDE INTERESAR: Respira hondo al saber qué significa tener un gato negro en casa

chinas (1).jpg
Qué significa que veamos a todos los chinos iguales.

Qué significa que veamos a todos los chinos iguales.

Qué significa que veamos a todos los chinos iguales

Según una investigación de la Universidad de Glasgow, mientras que los occidentales miran directamente a los ojos y después a la boca, los asiáticos miran directamente a la nariz.

Esto se debe a las diferencias culturales: los europeos son muy individualistas y los asiáticos son muy colectivistas; ellos toman las decisiones en grupo y no le dan importancia al individuo.

Los chinos miran a la nariz porque para ellos es de mala educación mirar a los ojos y porque es el mejor punto para obtener una representación global del rostro. Sin embargo, los occidentales miramos por partes: primero un ojo, después otro y por último la boca.

chinas (2).jpg

¿Pero por qué vemos a los chinos iguales? La respuesta que han dado las diversas investigaciones es lo que se conoce como el "efecto de otras razas", que se produce porque los rasgos de los asiáticos son muy distintos a los de los occidentales y, al no estar acostumbrados a ellos, éstos no pueden procesar con exactitud sus características faciales.

El problema de la distinción se produce por motivos culturales. Al no convivir con los chinos, no estamos habituados a reconocer a gente con esos rasgos. Para poder diferenciarlos, deberían formar parte de nuestro entorno personal.

Sin embargo, no reconocemos bien a personas de otras razas porque tendemos a clasificarlas como de nuestro grupo o de fuera de nuestro grupo, según la raza, la nacionalidad u ocupación.

►TE PUEDE INTERESAR: Toma asiento antes de saber qué significa dormir con medias

En un proceso que la psicología llama estereotipia, los occidentales tendemos a igualar a los chinos. Recurrimos a este mecanismo porque no podemos asimilar toda la información al mismo nivel de especificidad.

Cómo nos ven los chinos a los occidentales

Los asiáticos nos ven iguales a nosotros, y por eso nos engloban dentro del grupo de los occidentales. De hecho, si vamos más allá, no solo vemos iguales a los chinos, sino también a los japoneses, coreanos e incluso africanos.

Es el funcionamiento social el que lleva a crear estos estereotipos culturales para manejarse mejor. Así que no, los chinos no son iguales.

Temas relacionados: