Una de las tantas etapas importantes de los bebés es cuando se inicia con la alimentación complementaria, periodo totalmente nuevo para el lactante como también para la madre y el padre. Es de vital importancia saber qué alimentos hay que evitar en este periodo.

La nueva forma de alimentar a los bebés debe ir acompañada de mucha paciencia y responsabilidad, ya que se inicia el camino de los hábitos saludables que van acompañar por el resto de la vida a todas las personas.

►TE PUEDE INTERESAR: Toma nota y mira los beneficios de sumar palta a tu dieta

Qué-alimentos-hay-que-evitar-al-iniciar-la-alimentación-complementaria-en-los-bebés-1.jpg

Vale recordar que la alimentación complementaria en los bebés es el proceso por el cual se les ofrecen alimentos sólidos o líquidos distintos de la leche materna o de una fórmula infantil, como complemento y no como sustitución de esta.

Qué alimentos hay que evitar en la alimentación complementaria de los bebés

Al iniciar la alimentación complementaria en los bebés hay que tener muy en cuenta cuáles son los alimentos que se les pueden ir dando de a poco y, también, cuáles son los que se recomiendan evitar o, en su defecto, limitar hasta llegar a cierta edad.

Es de vital importancia saber que algunos alimentos pueden afectar la salud del bebé o provocar atragantamientos innecesarios.

►TE PUEDE INTERESAR: Toma nota de los alimentos que ayudan a conciliar el sueño en niños

Qué-alimentos-hay-que-evitar-al-iniciar-la-alimentación-complementaria-en-los-bebés.jpg

El Ministerio de Salud de la Argentina, en su sitio web, brinda el listado de los alimentos que no hay que darles a los bebés a partir de los 6 meses:

  • Miel
  • Fiambres, hamburguesas, salchichas, chorizos
  • Té de cualquier tipo (sobre todo de yuyos)
  • Salsas envasadas o pre elaboradas, caldo en cubitos y sopas en sobre
  • Soja o productos preparados con soja (se pueden dar a partir de los 2 años)
  • Gaseosas, jugos artificiales y golosinas
  • Sal y productos salados tipo de copetín: papas fritas de bolsa, palitos salados, palitos de maíz inflado con queso, etc
  • Comidas muy condimentadas o picantes
  • Postres de los que se venden preparados (los caseros siempre tienen menos conservantes)
  • Frituras más de dos veces por semana

Alimentación complementaria en los bebés: cuándo hay que iniciarla

Desde el nacimiento hasta los seis meses de vida, los bebés solo precisan alimentación con lactancia materna o, en su defecto, fórmulas artificiales. A partir de los seis meses, se inicia una etapa en la que se requieren otros aportes, que se irán introduciendo de forma paulatina el resto de los alimentos, manteniendo la lactancia a demanda todo el tiempo que madre e hijo deseen.