Después de un viernes agradable tras el ingreso de un frente fresco, este sábado volverán a subir las temperaturas y se espera una jornada agobiante con una máxima de 35 grados, muy lejos de los 28 del último registro. Además está pronosticada la presencia de viento Zonda en precordillera, aunque se descarta que descienda al llano como ocurrió el jueves en algunos departamentos de la provincia. Fue la Dirección de Contingencias Climáticas de Mendoza la que dio a conocer el pronóstico del tiempo extendido hasta este martes.

Para este sábado se espera una jornada calurosa con poca nubosidad y vientos leves del noreste. Sólo en horas de la mañana se sentirá un cierto alivio ya que se aguarda una mínima de 17 grados.

Te puede interesar...

Para el domingo el panorama se presenta totalmente diferente gracias al ingreso de un frente frío durante la madrugada. También está previsto un día con nubosidad variable pero con descenso de la temperatura, vientos moderados del sector sur rotando al noreste e inestable en la madrugada. Estiman que el mercurio ascenderá sólo hasta los 29 grados, una situación muy similar a la que se vivió en horas de la tarde del viernes. La mínima, en tanto, será de 18 grados.

El lunes nuevamente vuelve el calor típico de los días de diciembre, que se hará sentir con una máxima de 35 grados en la siesta. Será otra jornada calurosa con poca nubosidad y vientos leves del noreste. El registro de la mínima se estima sólo un grado menor a la jornada dominguera (17 grados).

Para el martes, otra vez regresa el alivio al pronosticarse un día con nubosidad variable, descenso de la temperatura y vientos moderados del sector sur rotando al noreste. En este caso, la temperatura máxima tocará los 26 grados y la mínima descenderá a los 20 grados.