¡Cuidado!

Parejas tóxicas: cómo saber si sos víctima de "gaslighting"

Se trata de una forma de manipulación de las más perjudiciales en los vínculos de pareja porque pone en juego la salud mental de la víctima

Por UNO

Las parejas tóxicas presentan diferentes patologías como "ghosting" ó "breadcrumbing", términos en inglés que resumen accionares en perjuicio de uno de los integrantes. "Gaslighting" es otra forma de relación tóxica en la que la víctima termina dudando de su propia lucidez mental. Se da más de lo pensado en las relaciones.

El término "gaslighting" proviene de la película "Gaslight", estrenada en 1944 y dirigida por George Cukor. En ella se cuenta la historia de Bella, quien se casó enamorada de Paul, quien no era muy buena gente. Por este motivo quería hacer pasar por loca a la muchacha y quedarse con sus bienes. Para esto el hombre escondía objetos de la casa y luego los volvía a su lugar. También apagaba y prendía la luz de gas que iluminaba el living, entre otras acciones malintencionadas para desorientar a su sufrida esposa.

►TE PUEDE INTERESAR: PAREJAS TÓXICAS: qué es el birdboxing, por qué se hace y cómo enfrentarlo

Cada vez que Bella aseguraba que se producían fenómenos incomprensibles, Paul se las ingeniaba para explicar "razonablemente" lo que consideraba desvaríos de su mujer.

Parejas tóxicas.jpg
Parejas tóxicas: el "gaslighting" mina la confianza de uno de los integrantes hasta hacerlo dudar de su percepción.

Parejas tóxicas: el "gaslighting" mina la confianza de uno de los integrantes hasta hacerlo dudar de su percepción.

Parejas tóxicas: Qué es el gaslighting

El gaslighting se trata deuno de los fenómenos más dañinos en los vínculos de pareja. Es una conducta manipuladora que apunta a socavar la confianza que el otro tiene sobre sus propios pensamientos, percepciones, recuerdos y sentimientos, para anularlo y, por supuesto, sacar algún tipo de ventaja espuria.

Las clases de gaslighting son muchas, pero suele hablarse de este fenómeno en la pareja con expresiones como "¡Estás loca!" o "¿quién te llena la cabeza con esas ideas?". Todo vale para poner minar la seguridad y confianza de la víctima de la pareja, adjudicándole alguna deficiencia, distorsión, susceptibilidad o delirio a sus manifestaciones y, principalmente a su percepción.

►TE PUEDE INTERESAR: PAREJAS TÓXICAS: qué es el pocketing, por qué se hace y cómo enfrentarlo

Son muchas las personas que han tenido alguna conducta símil "gaslighting", pero hay que decir que el concepto estrictamente aplica a las situaciones que se repiten metódicamente y están basadas en la mala fe. La víctima, el que es gaslighteado deberá apelar a su entereza y a no aislarse para poder salir del brete.

Quienes sufren de "gaslighting" por parte de sus parejas generalmente caen en el aislamiento y la pérdida de referencias familiares y sociales. No poder validar percepciones o pensamientos con otros que estén por fuera de la situación genera una gran indefensión, ya que la corroboración o no de las cosas queda monopolizado por aquel o aquella que no actúa con honestidad.

La salida de este laberinto tan complicado en el que se jaquea la confianza en uno mismo y la capacidad de razonar es por arriba. Si una persona se siente siempre poca cosa, descalificada, enjuiciada, burlada, diagnoticada o ignorada, en su relación de pareja, le conviene salir de la falsa idea de lealtad que hace que se acepte la trampa de un espejo distorsionado.

Sin dudas habrá mejores espejos en los cuales mirarse, relaciones que ayuden a cotejar perspectivas y a no quedar entrampados en la duda del gaslighting.

Temas relacionados: