Celador imputado

Padres de la escuela Falcitelli piden la renuncia de la directora

Además, piden garantías por parte de la DGE acerca de la seguridad de sus hijos. Por el momento, la escuela funciona en forma virtual

Por UNO

Un grupo de padres de alumnos de la escuela Falcitelli, de Ciudad, se reunieron en la puerta del establecimiento, a fin de reclamar seguridad para sus hijos e hijas. Están más que preocupados por la denuncia contra un celador acusado de abuso a una menor. La familia de la niña denunció que la situación ocurrió en 2019, pero se conoció recién ahora.

Por esto, tomaron la decisión de escribir una nota dirigida a la DGE, pidiendo la renuncia de la directora de la escuela Adriana Jurchecin, además del cambio completo de los celadores porque no confían en lo que podría ocurrirle al resto de los alumnos con este panorama.

Seguir leyendo

Por su parte, la directora del establecimiento y el delegado regional Eduardo Andrade, fueron los encargados de recibir los cuestionamientos de las familias y de dar respuesta acerca de cómo se va a trabajar el tema con los alumnos del establecimiento, que actualmente están cursando en forma virtual.

La respuesta de la DGE

Andrade manifestó que "a nosotros también nos duele y nos preocupa lo que ha sucedido, no debería haber pasado, pero pasó y hay que afrontarlo".

Al respecto de los reclamos de los padres, aseguró que se van a recepcionar cada uno de ellos y que ya se ha iniciado una investigación administrativa acerca de lo ocurrido, no solo en cuanto a celador imputado, sino acerca de la posible participación de otra persona, una mujer que trabajaba también como celadora y que ha sido separada de su cargo. Se estima que por complicidad con el acusado.

Además, explicó que las clases presenciales no volverán hasta que no se tenga la certeza de que la escuela pueda dar respuesta a los alumnos por los sucedido

Por su parte, la directora de la escuela manifestó que nunca hubo indicios ni conductas sospechosas por parte del celador, quien trabajaba en la institución desde el 2009.

Sobre la participación de la celadora cuestionada, dijo que no saber por qué se la culpaba.

El caso

La niña que denunció al celador no pudo hablar de lo que le estaba ocurriendo sino hasta que fue cambiada de escuela.

En su declaración, contó que los abusos sucedieron desde el 2019. Por este motivo, ella sufría desmayos, algunos de ellos ocurridos dentro de la escuela. Esto fue ratificado por la directora, que aseguró haber llamado al servicio de emergencia por esta situación.

Cuando comenzó la cuarentena y las escuelas permanecieron cerradas, la niña no tuvo desmayos y luego de la vuelta a la presencialidad, volvió a tener estos episodios, lo que encendió la alarma de la familia. La menor pidió entonces no concurrir más a la escuela Falcitelli. Este cambio la ayudó a animarse a denunciar lo que le estaba ocurriendo.