A pesar de que hace poco más de 10 días se daba por seguro que la cadena Howard Johnson estaba a punto de cerrar trato para construir un hotel tres estrellas en la Terminal, la negociación fracasó y el grupo empresario que tenía decidido levantar el Days Inn desistió y mostró cierta molestia con quienes tienen la concesión de la estación de ómnibus.

“Nuestras marcas no pueden ser utilizadas para obtener ventajas ni prebendas sino que deben ser instrumentos serios para mejorar la infraestructura turística de la ciudad, objetivo que a nuestro criterio no se cumplirían por parte del actual concesionario” expresó el titular la cadena hotelera, Alberto Albamonte, en declaraciones que rápidamente reprodujeron distintos medios periodísticos.

Te puede interesar...

No se especificó cuáles son las diferencias de estrategias pero la noticia causó revuelo y sorpresa porque se daba por hecho el acuerdo. Hace apenas dos semanas Albamonte había dicho que "Mendoza es una provincia fantástica con grandes alternativas y notamos que falta bastante hotelería. Con respecto a la Terminal, la propuesta no es levantar un Howard Johnson sino un Days Inn, una marca que pertenece a nuestra compañía y ya tiene otros dos hoteles en funcionamiento".

La idea de inaugurar un hotel de 3 estrellas en la zona de la Terminal había surgido de los concesionarios de la remodelación, quienes le propusieron al Gobierno que, como contrapartida, se les extendiera la prórroga de la concesión por 20 años más.

La UTE (Unión Transitoria de Empresas) Estación Terminal Mendoza SA tiene a cargo la concesión de la estación desde hace 3 años. Es liderada por Cata y Andesmar. Pidió ampliar la concesión a 40 años lo que fue aprobado por ley bajo la condición de que se construya el hotel, proyecto que por ahora ha quedado estancado.