Diario Uno > Sociedad > protocolos

Murió en San Luis y por los protocolos no la pudieron despedir

Mariana Ivaseta murió en San Luis, Su madre, de Guaymallén, no logró pasar la frontera para despedirla por los protocolos y ahora intenta ver a sus nietas

Mariana Ivaseta (44) murió en San Luis el sábado a la noche. Tenía cáncer y su salud se deterioró en pocos días. Su madre y su hermana, que viven en Guaymallén, intentaron viajar para despedirse pero el Comité de Crisis de San Luis, que se encarga de los protocolos, no autorizó el ingreso. No les autorizó el ingreso. Ahora intentan que les permitan viajar para estar con las hijas de Mariana, que las aguardan desesperadas.

Mariana peleó durante un año con su enfermedad. Todo había comenzado con una infección en los riñones, que después obligó a que extirparan el riñón izquierdo, pero no se pudo evitar que la patología se transformara en un cáncer que le tomó los pulmones.

Te puede interesar...

Franco Fernández cuenta, con una mezcla de dolor e indignación, cómo falleció su esposa y todo lo ocurrido en estos días cargados de dolor. “La internaron de urgencia la semana pasada porque le había aumentado el calcio en el organismo. La medicaron, pero la situación empeoró”.

El miércoles de la semana anterior, viendo el grave estado de su esposa, Franco se comunicó con su cuñada y les dijo que viajaran. “Les dije que Mariana se encontraba en un estado irreversible y no sabíamos cuánto tiempo la íbamos a poder sostener.

En Guaymallén ,Joaquina Pereira, madre de Mariana, y Andrea Ivaseta, la hermana, comenzaron a gestionar el viaje a San Luis. “No habían venido antes porque mi suegra se tenía que operar los ojos y, además, Mariana estaba enferma pero estable”, dice Franco.

A partir de allí comenzó la odisea de gestiones sin respuesta. La madre y la hermana de Mariana se hicieron hisopados en Mendoza, cuyos resultados hasta el martes a la noche aún no les habían entregado. En San Luis Franco intentó por todos los medios que el Comité de Crisis les diera alguna alternativa, pero tampoco obtuvo soluciones, pese a que sus posteos en las redes se viralizaron y lo llamaron varios funcionarios puntanos y hasta de la Nación.

Hacia el fin de semana la salud de Mariana ya era muy delicada.”Los médicos me dijeron: ´No podemos tenerla más así, hay que aplicarle goteo para que no sienta dolores. Al par de horas se durmió y no se despertó más. El sábado a las 9 y media de la noche falleció”, cuenta Franco. Mariana murió sin que pudiera ver a su hermana y a su madre.

Las gestiones, la espera y la angustia continúa. Ahora las dos hijas de Mariana, de 12 y 14 años, esperan por su abuela y su tía. Franco aguarda que en San Luis les permitan ingresar.

La historia también fue reflejada por el diario puntano El Chorrillero

Contacto de Franco Fernández: +54 9 2664 46-4791