"Mendoza tiene una cultura emprendedora por naturaleza, hay un Polo TIC, empresas de tecnología muy grandes, hay un ecosistema muy interesante", dijo Matías Benegas, quien nunca deja de idear proyectos nuevos.

Tiene 38 años, dos hijos de seis y diez años, es Licenciado en Administración de Empresas y tiene un posgrado en Estrategias Financieras, pero considera que su profesión es ser emprendedor.

Matías Benegas en campus Olegario (3).jpeg
Matías Benegas (de amarillo) junto a sus socios de AgilMentor, la incubadora de empresas.

Matías Benegas (de amarillo) junto a sus socios de AgilMentor, la incubadora de empresas.

Su decisión de ser emprendedor

Matías Benegas aseguró a Diario UNO que siendo emprendedor se puede transformar la vida de las personas y de las industrias. "Es un llamado, quiero dedicarme a hacer mis proyectos y tener la libertad de poder pensar lo que quiero hacer y dedicarle mi tiempo a eso", dijo.

Contó que es complejo tomar la decisión de dejar de lado la carrera profesional, un trabajo en relación de dependencia, pero hay que animarse. Agregó que ideas sobran, pero la gran diferencia es quién las hace y cómo las hace, lo primero es pasar a la acción.

"El país genera un millón de oportunidades porque hay muchas cosas que podemos mejorar. Creo que hay un ADN interesantísimo en la sociedad latinoamericana en relación al emprendedurismo. Hay oportunidades todo el tiempo y es mucho menos complejo empezar una empresa en Argentina, los requisitos y las exigencias, que en otros países", reflexionó.

►TE PUEDE INTERESAR: Empresarios mendocinos se quedaron con "gusto a poco" y esperan más definiciones de Sergio Massa

Matías Benegas en campus Olegario (11).jpeg
Matías Benegas dijo que siendo emprendedor se puede transformar la vida de las personas.

Matías Benegas dijo que siendo emprendedor se puede transformar la vida de las personas.

Sus empresas y cambios

El primer proyecto de Matías fue crear una agencia de publicidad. Luego fundó, junto a Flavia Ibáñez y Germán Frigerio, una empresa que se dedicaba al desarrollo de productos de software, llamada Noviggo. Sus socios se fueron a vivir a Estados Unidos, él la continuó por un tiempo, pero después decidió vender su parte.

Inmediatamente, creó un espacio de coworking en Mendoza que se llamó Linka Space, pero tuvo que cerrarla por la pandemia. A fines de 2019 fundó con Eugenio Oliveri su último emprendimiento. Se llama Litt Circular y es un proyecto de moda triple impacto.

Littear "es la acción de traernos la ropa que ya no usás más, para que otra persona pueda aprovecharla y darle un nuevo uso" y también la acción inversa, se puede leer en la página web de la tienda. Matías decidió en mayo de 2020 venderle su parte al socio.

"Yo siempre digo que emprender es un estilo de vida, uno va encontrando oportunidades de un servicio que se puede mejorar o problemas que se pueden resolver y la manera es tratar de construir una empresa que lo solucione", dijo.

Matías Benegas en campus Olegario (2).jpeg
Matías Benegas tiene 38 años y su pasión es ser emprendedor.

Matías Benegas tiene 38 años y su pasión es ser emprendedor.

AgilMentor, una incubadora de empresas

Matías se unió a AgilMentor como socio en diciembre de 2020. La empresa tenía en ese momento, seis miembros más, tres fundadores: Paula Aldeco, Belén Fernández y Luis Videla.

"Me uní porque es una empresa que ha ido transformando y colaborando en el ecosistema de emprendedores. Desarrollé un producto para llevar agilidad a empresas tradicionales y les propuse hacerlo con ellos, empezamos haciendo un producto juntos y terminamos generando un vínculo societario", contó Matías.

AgilMentor es una incubadora que se dedica a acompañar emprendedores en distintas etapas para transformar sus ideas en emprendimientos o para potenciar sus empresas.

Matías dijo el propósito es muy dinámico y se ha ido renovando constantemente. Siempre la idea fue dar herramientas de agilidad a los emprendedores. En una primera instancia, era con un concepto más formativo, de capacitación y después fue migrando más al acompañamiento o facilitación.

Lucas Flores, Belén Fernández, Juan Pablo Simic, Lucas Fernández, Maximiliano Sotar y Matías Benegas.jpg
Socios de AgilMentor: Lucas Flores, Belén Fernández, Juan Pablo Simic, Lucas Fernández, Maximiliano Sotar y Matías Benegas (de izquierda a derecha)

Socios de AgilMentor: Lucas Flores, Belén Fernández, Juan Pablo Simic, Lucas Fernández, Maximiliano Sotar y Matías Benegas (de izquierda a derecha)

"El año pasado hubo un cambio importante. No solo se empezó a pensar en startups (empresas emergentes) o emprendedores de bases tecnológicas en estadios iniciales, sino que incorporamos empresas con trayectoria para que reciban esas herramientas" dijo.

►TE PUEDE INTERESAR: El Gobierno culpó al kirchnerismo del paro docente y pidió que los padres envíen a los chicos a la escuela

Cómo se empieza a incubar un proyecto

Para idear un emprendimiento, Matías cuenta, que lo primero es detectar un problema, evaluar qué solución podría generar, pero principalmente hacer foco en el problema. Ver una oportunidad de mejora o algo que se puede estar necesitando. Luego, hay que pensar a quién le podría interesar la solución, plantearla y armar un equipo para llevarla a cabo.

En AgilMentor, tienen cuatro programas para ofrecer:

  • Cómo transformar una idea en un proyecto, llamados de incubación. Solo trabajan con proyectos de base tecnológica o que se puedan convertir en startups.
  • Cómo profesionalizar un proyecto en ejecución.
  • Cómo mejorar la empresa cuando tomó cierta envergadura y se empiezan a enfrentar a la diversificación.
  • Cómo crear pequeñas startups dentro de la misma empresa.

"Una vez que nos contactan, vemos qué necesidades tienen y cómo podemos acompañarlos. Generalmente, los programas de incubación se manejan con inscripciones. Hay una entrevista inicial, en donde nos cuentan sobre su proyecto, para ver si se amoldan a los programas que tenemos y empezamos a transitar un camino juntos", contó Matías.

Sus programas tienen un inicio y un fin porque la idea de la empresa es facilitarles herramientas para que los emprendedores las apliquen y generar una dependencia con ellos.

Matías Benegas en campus Olegario (4).jpeg
Belén Fernández, una de las fundadoras de AgilMentor

Belén Fernández, una de las fundadoras de AgilMentor

La sociocracia 3.0 y su forma de trabajo en equipo

Matías dijo que las empresas más valiosas del mundo son de base tecnológica porque la mayoría de los negocios están atravesados por la tecnología, lo que ha llevado que hoy sea la gran moda.

"Somos un equipo de diez personas, trabajamos con un formato de Sociocracia 3.0, somos bastante horizontales como empresa. Tenemos un grupo de accionistas que somos siete y participamos en la toma de decisiones", contó.

Todos los miembros del equipo están formados para poder llevar a cabo todos los procesos. "El equipo me parece brillante. En distintas fases de un programa cada uno va participando, según el aporte que uno puede hacer y se va estructurando según las necesidades de cada proyecto y de cada cliente", contó Matías.

Además, tiene mentores externos, que son parte del equipo, pero son especialistas en ciertos temas, como experiencia de usuario, marketing digital, liderazgo o estrategia de venta.

En este momento, AgilMentor tiene 20 proyectos en paralelo y en su historia (seis años) como empresa acompañó a más de mil emprendedores. Matías dijo que la oficina central está en un espacio de coworking en Ciudad de Mendoza, pero después de la pandemia trabajan mucho remoto.

Matías Benegas en campus Olegario (8).jpeg

"El equipo me parece brillante", aseguró Matías Benegas

Una mirada al futuro

"Ahora tenemos una mirada más de internacionalización, estamos construyendo desde Mendoza hacia afuera y estamos muy felices por eso", dijo el emprendedor.

El objetivo de AgilMentor es que, al terminar el año, el 30% de los emprendedores que hayan acompañado, sean del exterior. "Nos estamos apoyando mucho en nuestra agencia de publicidad. Estamos empezando a trabajar en herramientas de generación de prospectos con publicidad online y redes sociales para llevar nuestra propuesta de valor afuera", dijo.

Matías tiene muchas expectativas en la provincia. "Mendoza tiene una cultura emprendedora por naturaleza, hay un Polo TIC, empresas de tecnología muy grande y hace que haya un ecosistema interesante".

Agregó que el Gobierno es un agente muy importante en la construcción de un ecosistema emprendedor. "Nuestra incubadora es privada y no depende del Estado ni está financiada por fondos públicos, pero recibimos apoyo y estamos en contacto", contó.

El emprendedor dijo que están tratando de co-construir con el Gobierno. "Tenemos la posibilidad de aportar desde un lugar como empresa privada, pero siempre en interacción", cerró.

Matías Benegas en Campus Olegario.jpg
El objetivo de AgilMentor es que al terminar el año, el 30% de los emprendedores que hayan acompañado sean del exterior

El objetivo de AgilMentor es que al terminar el año, el 30% de los emprendedores que hayan acompañado sean del exterior