Diario Uno > Sociedad > coronavirus

Más de 3.000 personas en Mendoza pasan la enfermedad en sus casas

Las autoridades sanitarias tomaron esta decisión a mediados de agosto, cuando la cantidad de contagiados de coronavirus comenzó a aumentar

En Mendoza, más de 3000 personas con coronavirus pasan el periodo de aislamiento en sus casas. Así lo confirmó la ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Ana María Nadal.

Se trata de pacientes con síntomas leves, que no necesitan que su salud sea monitoreada permanentemente en un centro asistencial. La medida también alcanza a los convivientes de quienes dan positivo, aunque permanezcan asintomáticos.

Te puede interesar...

La decisión de que los pacientes que tuvieran buenas condiciones de salud se quedaran en sus casas, se tomó a mediados de agosto, cuando el número de contagiados comenzó a trepar en Mendoza. La idea fue la de no saturar el sistema sanitario con pacientes con coronavirus pero sin mayor gravedad, ya que las camas eran necesarias para la gente que sufría cuadros más complicados.

Aislamiento domiciliario

Desde el Ministerio de Salud recordaron cuáles son los casos en los que las personas pueden realizar el aislamiento en sus casas.

  • En todas las circunstancias, debe tratarse de menores de 60 años.
  • Asintomáticos o con síntomas leves de coronavirus.
  • Tener como movilizarse por su cuenta y poseer medios de comunicación.
  • habitación y baño individual.
  • No puede convivir con personas de riesgo.
  • Pacientes con otras enfermedades, estas deben ser compensadas.

Las personas en estas condiciones serán monitoreadas por el equipo de salud, quien controlará la evolución de los pacientes.

Quiénes no pueden aislarse en sus casas

Las personas que no cumplan los criterios antes mencionados, a pesar de tener síntomas leves de coronavirus, deberán informar a las autoridades de Salud cuál es su situación. En ese caso, será derivado a un centro de internación no hospitalaria, como los son los hoteles sanitarios.

En estos lugares transcurren su enfermedad personas con síntomas leves cuyos domicilios no se adaptan a los requerimientos, o que sus cuadros médicos no poseen la relevancia necesaria para internarlos en un centro asistencial.