Tras anunciar que el lunes 24 de mayo no sería feriado puente para desalentar la movilización de personas y evitar que se repita la situación de movimiento turístico que se vivió durante Semana Santa el Gobierno dio marcha atrás y resolvió restablecer ese día como no laborable. Lo hizo al mismo tiempo que decidió establecer un confinamiento estricto desde este sábado 22 hasta el domingo 30 de mayo.

El Gobierno nacional había suspendido el feriado puente del 24 de mayo para evitar más circulación de personas en el marco de la segunda ola del Covid-19. Había sido designado feriado con fines turístico. Junto con el del martes 25 de mayo (Día de la Revolución de Mayo) se formaba un fin de semana extra largo (cuatro días no laborables), ideales para unas minivacaciones.

Sin embargo ahora se restableció como feriado puente sobre todo pensando en la suspensión de clases presenciales. Así, como el lunes y martes serán feriados, los únicos días de la próxima semana en las clases serán virtuales, serán el miércoles 26, jueves 27 y viernes 28. De la evolución de los números de contagios dependerá el retorno a las aulas el lunes 31 de mayo.

Pero además se estima que al establecer un confinamiento estricto no habrá tampoco circulación turística pese a los días feriados que además son siguientes al fin de semana. Para ello se intensificarán los controles en todo el país.

Otro punto que tuvo en cuenta el Gobierno y que incluso lo trató con mandatarios provinciales es que al sera feriado el 24, cerrarán más actividades y la circulación será menor aún.

El 13 de mayo fue cuando se oficializó la suspensión del feriado puente del 24 de mayo y además se dispuso pasarlo para el 16 de agosto, previo al feriado nacional del 17 de ese mes pero esto también quedará sin efecto.

Seguir leyendo