Estaban en el hotel Reina Victoria

Los turistas venezolanos que murieron por inhalar monóxido de carbono llamaron al 911 y no fueron atendidos

El llamado al 911 lo realizó el joven Valentino González Tovar, advirtiendo la gravedad de la situación al médico del SEC. Este no envió a la ambulancia, sino que les sugirió que fueran a atenderse por sus propios medios

Cuando los turistas venezolanos que finalmente murieron el 9 de enero en Mendoza, comenzaron a sentir los síntomas de la intoxicación con monóxido de carbono, llamaron al 911 para pedir ayuda y no fueron auxiliados. El llamado lo realizó Valentino González Tovar (23), quien al notar la descompostura y mareos que sentían los tres miembros de la familia, marcó el número de emergencias. Si bien la operadora del CEO derivó la comunicación a un médico del SEC, este no solo no envió la ambulancia requerida, sino que comenzó a pedirle datos sobre la obra social y le sugirió que fueran a hacerse atender por sus propios medios a dos hospitales diferentes -Central y Notti-

Embed

En el audio se escuchan las quejas de la mujer que luego falleció, por el malestar que le estaba provocando la intoxicación.

La situación recuerda el caso de Florencia Romano, la niña víctima de un femicidio que fue asesinada el 12 de diciembre del 2020, por la que también se realizó un pedido de auxilio que fue desestimado.

Mientras la Justicia intervino de oficio en la investigación de lo sucedido, el Gobierno admitió que desde el SEC se pudo constatar que la llamada había sido derivada a un operador, Se tomó la decisión de suspenderlo e iniciarle un sumario administrativo. Al mismo tiempo, el Ministerio lo denunció penalmente por "presuntas irregularidades en el desempeño de su labor"

El procedimiento se remitió a la Oficina General de Sumarios del Ministerio de Gobierno, Trabajo y Justicia, desde donde se llevará adelante el sumario. La denuncia penal ya está siendo investigada por la Justicia.