Diario Uno > Sociedad > panaderos

Los panaderos ya no saben cómo evitar el aumento del pan

Las materias primas volvieron a aumentar y la situación del pan es insostenible. Además, los panaderos aseguran que les limitan las entregas de harina

“Estamos hartos de esta situación, de los aumentos, hartos que nadie controle más nada”, expresó el presidente de la Cámara de empresarios panaderos de Mendoza, Cristian Di Betta, luego de contar que la harina y la margarina volvieron a sufrir un aumento de precio, y aseguró que la situación es insostenible para el sector. Además, por la especulación de precios, los proveedores no entregan la totalidad de los pedidos de materia prima.

Di Betta contó a Radio Nihuil que la semana pasada la harina estaba el $1.450 y hoy ya está en $1.600, la margarina actualmente la caja está en $2.000, y hace tres meses su valor era de $1.400, “sigue subiendo la materia prima de panificación, ¿hasta cuándo?”.

Te puede interesar...

“Nosotros íbamos a aguantar un tiempo más, pero no sabemos cuánto porque no hay un tope en el precio de la harina, la semana pasada subió y ahora volvemos a tener otro aumento más. Trasladar todo eso al pan genera menos ventas, genera más dolor de cabeza para la familia porque sabemos que le cuesta muchísimo llevar el pan a la casa”, dijo indignado el empresario del pan.

Sostuvo que es necesario con “urgencia que de una vez el Gobierno revea esta situación que estamos pasando, ya demasiado duro es con la pandemia, encima trasladarle al consumidor el aumento del combustible, el de la harina y de todos los insumos de panificación. No hay un límite para nada, somos todos empleados del dólar”.

Además, Di Betta manifestó que ese no es el único problema que tienen, sino que debido a este incremento constante en los precios, dijo que los proveedores no les entregan todo el pedido: “pedís 100 bolsas de harina y te mandan la mitad, pedís 100 cajas de margarina y te mandan 30, porque están todos especulando con el precio, entonces al proveedor no le conviene entregar”.

La semana pasada habían anunciado un aumento de entre el 10% y el 13% debido al constante incremento en las materias primas, pero luego lo desestimaron debido a que la harina no había tenía aún un precio definido, y esperaban eso para evaluar si aplicaban el incremento al consumidor, o continuaban como estaban.