Los familiares de los andinistas uspallatinos Leroy Villa y Nicolás Ibaceta, quienes desaparecieron hace 25 años tras escalar el Cerro El Plata (a casi 6.000 metros de altura), esperan la llegada de los cuerpos para darles el tan esperado último adiós. La Patrulla de Rescate de la Policía realiza un arduo trabajo que comenzó el lunes para retirar los cuerpos de la montaña, y se encontraron con dificultades que no estaban previstas.

Familiares y allegados de los dos jóvenes andinistas que desaparecieron en junio de 1996 se apostaron en la base del Cerro El Plata a la espera de su arribo. Nunca habían perdido las esperanzas que serían encontrados, y finalmente el día llegó.

Te puede interesar...

No fue una noticia menor para las dos familias enterarse que encontraron dos personas congeladas a pocos metros de la cumbre del Cerro El Plata, en Vallecitos. Quien los halló fue un guía de trekking que estaba solo. Primero vio unas varillas de carpa, luego pedazos de tela, hasta que observó los dos cuerpos acostados uno al lado del otro. Alrededor de ellos estaba todo su equipo.

Un hermano de Leroy Villa los buscó incansablemente, pero nunca tuvo ningún resultado. Hace años que vive en Salta, y en el momento que le avisaron que encontraron dos cuerpos en El Plata, viajó inmediatamente hacia Uspallata. No tenía dudas que finalmente habían encontrado a su hermano.

Se cree que los jóvenes andinistas de Uspallata pararon a descansar un rato, pero posiblemente quedaron atrapados en un temporal y murieron de hipotermia. Además, estiman que durante estos 25 años estuvieron tapados de nieve y por eso jamás los encontraron. Hasta ahora.

El operativo

La Patrulla de Rescate está a cargo de sacar los cuerpos de allí, pero las cosas no salieron tal como lo planearon. Las condiciones climáticas no ayudaron y debieron cambiar de planes abruptamente en el recorrido.

Al llegar a la laguna de El Platita, podrán descansar y evaluar cómo seguirá el operativo de descenso. Un helicóptero de la Policía sacará los cuerpos de ese lugar, mientras que los efectivos de la Patrulla de Rescate terminarán el descenso a pie. Como sea, aún les queda una jornada muy larga.

pared sur cerro el plata vallecitos.jpg

El lunes ocho policías y el guía de trekking salieron hacia Vallecitos. Caminaron hasta el campamento Salto de Agua, a unos 4.200 metros de altura, donde descansaron, y cerca de las 4 del martes partieron hacia la cumbre por la ruta normal.

Una vez que llegaron a la cumbre, descendieron por el filo suroeste, y luego de unas horas de caminata, llegaron a los andinistas alrededor de las 15. Hicieron los peritajes correspondientes en el lugar, acondicionaron los cuerpos, y cambiaron de planes.

La idea original era hacer cumbre nuevamente y bajar por la ruta normal hasta el Salto de Agua, donde descansarían. Pero debido a la hora y las condiciones climáticas, optaron por continuar el descenso por la pared Sur, una ruta mucho más compleja, riesgosa y técnica, además de estar cubierta de nieve.

Debido a esto, más efectivos de la Patrulla de Rescate fueron en apoyo, y comenzaron el ascenso por la pared Sur al encuentro de sus compañeros para asistirlos.