Reciclado de residuos

La historia de vida de los cartoneros de TikTok, que la rompen desde las redes sociales

Claudia y Matías se ganan la vida como cartoneros y crearon una cuenta en TikTok que se volvió furor en las redes. El hombre además es músico y cantante de trap

Hay varios dichos respecto a los residuos o desperdicios -basura-, y uno de ellos es que "la basura de unos es el tesoro de otros". Y en nuestro país, hay un tesoro de talento e inteligencia junto a la basura. Una pareja santafesina encontró una salida laboral en el reciclado de residuos, y además se hicieron famosos en la red social TikTok.

Ellos son Claudia y Matías, que al no tener trabajo emprendieron el cirujeo como actividad económica y escriben juntos una linda historia de vida. Además Matías, es un verdadero "tesoro" de talento, con estudios, que hizo rentable el trabajo de recoger basura y reciclar, crear la cuenta de la red social de los videos: Cartoneros de TikTok.

Además, Matías es músico, diseñador gráfico, y cantante de trap, también con un canal con muchos seguidores. La fama de estos dos emprendedores y luchadores de la vida trascendió su provincia y al tener tantos videos virales, llegaron a todo el país.

En una entrevista realizada este miércoles por Marisol Benegas y Daniela Gutiérrez en el programa de El Siete Desde la Redacción, Matías contó la apasionante historia. " Armamos una cuenta de TikTok para concientizar sobre reciclado. También mostramos la vida del cirujeo. Por ejemplo, este 20 de junio, sacamos unos 350kg de chatarra de la limpieza en un terreno", señaló.

►TE PUEDE INTERESAR: Mendoza ya confirmó un caso de viruela del mono y en Chile hay alerta tras la aparición de seis

La pareja que vive en la ciudad de Roque (a 25km de Rosario) es un ejemplo viviente de la lucha por la superación, a pesar de los obstáculos, como la crisis económica o la pandemia del Covid. Claudia es cama de casa y Matías era profesor de música y trabajaba en empresa Metal 10 que fabricaba perfiles de hierro. La empresa quebró y se fue a Brasil unos cinco meses antes de la pandemia, y ya nada fue fácil para ellos.

cartoneros-tiktok.jpg
Vista de la cuenta oficial de Claudia y Matías en TikTok: Los cartoneros.

Vista de la cuenta oficial de Claudia y Matías en TikTok: Los cartoneros.

Lucha por sobrevivir y también por cumplir sueños

“Yo ya conocía el oficio (cartonero), ya había trabajado años atrás en lo que es chatarrería, compra y venta, así que lo puse en práctica. Luego vino la pandemia, y bueno, teníamos que trabajar de algo. Hubo que conseguir los permisos para salir y comenzamos con esta aventura", dijo Matías, quien es la voz cantante -fiel a su veta artística-.

Luego agregó: "Lo de TikTok comenzó en el segundo año de pandemia. Vimos que nadie hacía esto, y quisimos nosotros ser los primeros, demostrar lo que es la vida del cartonero y el reciclaje".

Los videos son orientados a los consejos de reciclaje. “No sé en otras ciudades, pero acá en Roldán, se han lanzado con todo en el tema del reciclaje. En los contenedores de basura está prohibido tirar cartón, papel, chatarra. Para todo eso se tiene que llamar a alguien como nosotros que pase por su casa, o para eso están los Puntos Verdes o Puntos Azules", dijo Matías.

cartoneros-claudia.jpg
Claudia acomodando la carga recuperada de la basura domiciliaria, que pasa a ser su

Claudia acomodando la carga recuperada de la basura domiciliaria, que pasa a ser su "tesoro" a vender.

Historia de amor y compañerismo

Sobre el vínculo que une a esta pareja de recicladores tiktokeros, Matías confesó: "A Claudia la conocí cuando me separé de mi primera pareja. La conocí, anduvimos un tiempo por ahí, nada serio, y después de diez años, ya me había separado definitivamente, la volví a encontrar y terminamos casados". Luego la mujer sumó con una sonrisa para explicar su papel pasivo en la entrevista: "No hablo mucho. Me dicen La Mudita en Tik Tok".

Al respecto, Matías comentó que "ella es muy tímida, le tiene miedo a las cámaras".

Consultados desde el piso de Canal Siete, sobre qué cosas raras han encontrado en su tarea, respondió: "Hemos encontrado muchísimas cosas que uno no entiende porqué las tiraron. Televisores, plasmas (TV), electrodomésticos, alhajas de oro o de plata. La mayoría de las veces son de personas que han fallecido, y los parientes tiran todo, hasta ojos de vidrio, que los he intentado devolver, porque tenían etiqueta, y me decían que ya había fallecido el dueño".

El uso de la red social Tik Tok no es común fuera del rango etario de los jóvenes, sin embargo, fue la herramienta elegida por los emprendedores. “Al principio lo descargué para ver tutoriales, mirar videos donde se hacen manualidades, arreglo de motores y todas esas cosas. Después vi que era una red más amplia, y me puse a pensar qué hacemos nosotros. Subimos un par de videos y no tuvo muchas vistas", relató Matías.

"El primero que se hizo viral fue uno donde nos presentamos y salimos hablando, en los otros no habíamos hablado. Así la gente nos empezó a conocer. Después me puse a pensar sobre el algoritmo y qué es lo que quiere la gente. En los videos donde no hablaba no tenía respuesta, en cambio donde nos presentábamos con Claudia, tenían más respuesta", agregó.

laki-cartonero-youtube (1).jpg
Otra de las facetas del reciclador, cantante de trap, y que tiene una cuenta en YouTube para escuchar sus creaciones.

Otra de las facetas del reciclador, cantante de trap, y que tiene una cuenta en YouTube para escuchar sus creaciones.

Matías, un talento brillante

Al preguntarles las periodistas mendocinas sobre si hubo un cambio de vida al hacerse conocidos en las redes sociales, Matías dijo: "Sí, tuve algunas propuestas de trabajo. Me fui a trabajar a una fábrica de agroquímicos, pero era sólo un contrato por tres meses, y hacen eso de cambiar el personal cada tres meses para no poner a nadie en blanco".

Pero de inmediato disparó: "Como sé diseño gráfico y publicidad, hace cinco meses que estoy trabajando en eso".

Sobre la gente que se gana la vida en la calle, y en especial los cartonero, existe un estigma social que los discrimina. Sobre esto, el roquense detalló: "Yo desde chico estudié, y tengo varios profesorados. Hasta el último año lo hice en el Liceo Aeronáutico Militar de Funes. Sé Artes marciales, defensa y combate. Tengo diplomas en trompeta, vientos; soy profesor de percusión y piano".

No todo el talento de Matías es artístico o académico, ya que sabe aplicar muy bien su sapiencia a los negocios. "Con el tiempo me di cuenta que en los trabajos donde uno tiene un jefe o está bajo un cargo, con un sueldo fijo, este puede ser mucho más bajo que el que puede ganar siendo independiente. Yo en este trabajo soy jefe, con Claudia, al principio comenzamos cartoneando, pero ya tenemos una empresa de reciclaje, y vendemos un montón por mes. No es que vendemos por día, juntamos, almacenamos en un patio, y vendemos por mes. Somos monotributistas", explicó.

"En una empresa cobrás unos 50 o 60 mil pesos, en blanco, y te descuentan también un montón de cosas. En cambio, trabajando en la calle, unas seis horas, de lunes a viernes, estamos ganando arriba de 100 mil pesos" "En una empresa cobrás unos 50 o 60 mil pesos, en blanco, y te descuentan también un montón de cosas. En cambio, trabajando en la calle, unas seis horas, de lunes a viernes, estamos ganando arriba de 100 mil pesos"

cartoneros-reciclado.jpg
En los videos de Claudia y Matías se enseña a reciclar y a manejar los residuos.

En los videos de Claudia y Matías se enseña a reciclar y a manejar los residuos.

"Al principio estaba lleno de miedos, dudas, porque no sabía cómo nos iba a ir. Cuando comenzó la pandemia no había trabajo ni forma de vivir, y ahí no le hacés asco a nada, cerrás lo ojos y le apostás todo a eso", reconoció.

Luego Matías, demostró su agudeza al explicar que "al principio les vendía a las chatarrerías locales. Después me dije por dentro ¿Por qué me voy a conformar vendiendo y cobrando la mitad de lo que pagan las chatarrerías, si puedo vender directamente a fábrica? Estuve todo un mes pensado cómo era el tema, y comencé a buscar los contactos. Empecé a guardar mercadería y a vender solamente lo que eran papeles y metales, y a la chatarra y cartón guardarlo y venderlo una vez al mes. Ahí me quedaba la plata limpia y pude empezar a ahorrar".

Matías y la música

Matías aplica sus conocimientos de música a su pasión que es el trap. Para ello tiene una cuenta de Facebook bajo el pseudónimo Laki Cartonero. Confirmó que está esperando contactarse para hacer un video con Bizarrap. "Creo que lo ha visto, pero no se dio. Cuando yo se lo pedí, había encarado otro level (nivel), y como todo artista, ya empezó en lo internacional. Cuando le dije, él empezaba a sacar a los pibes del barrio del Quinto Escalón, de Buenos Aires, y de ahí salió Duki, Khea, y la música es un negocio, no creo que me llame", dijo comprendiendo la situación, pero con algo de resignación.

Luego le sumó: "Pero por lo menos le sigo metiendo a la música, que me gusta, y si no fuera tan bueno, no tendría tantos suscriptores".

Sobre la fuente de inspiración para sus creaciones, indicó para concluir: "Todas las malas experiencias del pasado, mías o de familiares, las trato de volcar al papel, para hacer una canción que deje un mensaje o algo".

Temas relacionados: