Dejar la vida por el otro

La historia de dos bomberos voluntarios que participaron en el incendio de Ciudad

Ambos aseguraron que su labor tiene sus riesgos y complicaciones, pero que la pasión siempre los llama. Cómo vivieron el incendio de Zapata Goma

Un incendio despertó a la sociedad mendocina en la mañana de este miércoles cuando las llamas y una densa humareda negra cubrieron un local que vende artículos de goma a pocos metros del nudo vial, de Ciudad. Dos historias de bomberos ayudan a entender el sacrificio que implica realizar un voluntariado tan riesgoso.

Una de ellas es protagonizada por Belén, una mujer de 27 años que hace un año se unió al cuartel de bomberos voluntarios de Guaymallén. Su ejemplo fue trasmitido por las cámaras de Canal 7.

A pesar de tener varios meses de experiencia, esta fue la primera vez que enfrentó un incendio de tamaña magnitud, con temperaturas dentro del establecimiento que alcanzaron los 600 grados.

Vive en el mismo departamento donde eligió prestar servicio, todo "para ayudar a la comunidad". Al ser una actividad voluntaria, la mayoría de los bomberos, a las largas jornadas diariax donde se entregan a combatir llamas, le suman el trabajo que les permite tener un ingreso para vivir.

Sin título.png
Belén conversó con Canal 7 sobre la pasión que la mueve a realizar estas desinteresadas tareas.

Belén conversó con Canal 7 sobre la pasión que la mueve a realizar estas desinteresadas tareas.

►TE PUEDE INTERESAR: Cómo se vio el incendio en el centro de Mendoza desde el aire

Belén trabaja en un galpón de transportes y servicios, y también se capacita constantemente en el mundo bomberil.

"Hoy tuve la posibilidad de armar con mis compañeros el entorno de trabajo y hacer tareas de enfriamiento. Pitonear -tirar agua en los sectores de más difícil acceso- y echar agua para bajar la temperatura", comentó.

Es una labor que te aleja de la familia en fechas importantes -coinciden todos los testimonios recabados-, te hace perder horario laboral y te expone a situaciones de vida y muerte constante. Pero todos los bomberos aseguran que la pasión por el oficio siempre seduce.

►TE PUEDE INTERESAR: Detuvieron a una presunta pirómana de 45 años por el incendio en Zapata Goma

Belén lo explica, con emoción, con un ejemplo: "A mi mamá siempre la amo, pero cada vez que me voy al cuartel se lo recuerdo y también cuando vuelvo. Es la hija que le tocó. Lamentablemente es lo que me gusta".

Además agregó: "Yo entré porque me gustaba, no tengo ningún antecedente familiar, no hay nadie bombero en mi familia, y un día quise ser bombero para ayudar a los demás para asistir a las personas que pasan momentos feos".

2.png
Uno de los bomberos que participó en el incendio del local

Uno de los bomberos que participó en el incendio del local "Zapata Goma" en la mañana de este miércoles.

►TE PUEDE INTERESAR: El dueño del depósito incendiado en ciudad advirtió que las llamas eran "una bomba de tiempo"

También lo hizo otro bombero, con más años en su haber: "Yo tengo familia, hijos, nietos, pero lamentablemente nos llama la pasión, sabemos que tenemos que volver a nuestra casa de todas formas, pero no pensamos en el riesgo".

"Siento una gran emoción. Te tiene que gustar es una pasión. Pero que te llena, cada vez que vengo es una gran satisfacción", comentó.

El agradecimiento del intendente de Ciudad, Ulpiano Suarez

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://x.com/UlpianoSuarez/status/1800960648618115575&partner=&hide_thread=false