Tres días de subasta

La Comuna de Guaymallén programó el remate de 23 motos y 14 autos desde el lunes

La Municipalidad de Guaymallén informó que el remate de los vehículos estacionados en la playa de secuestros de El Sauce se hará en sede judicial

Por UNO

La Municipalidad de Guaymallén informó que desde el lunes 27 y hasta el viernes 31 de mayo realizará un nuevo remate de vehículos -23 motos y 14 autos- alojados en la playa de secuestros.

Serán tres días de puja que se realizarán lunes, miércoles y viernes de la semana que viene en la Oficina de Subastas Judiciales del Poder Judicial, ubicada en San Martín 322 de Ciudad de Mendoza.

Para ver los vehículos, el único día de exhibición es este viernes 24 de mayo, de 8 a 16. Durante ese lapso se tiempo se abrirá la playa de secuestros municipal ubicada en Tirasso y callejón Los Eucaliptos del distrito El Sauce.

►TE PUEDE INTERESAR: Cornejo anunció el fin de la Playa San Agustín y una reforma para rematar los autos secuestrados

Motos a remate en Guaymallén.JPG
De estas motos, 23 serán rematadas la semana próxima.

De estas motos, 23 serán rematadas la semana próxima.

El primer remate de Guaymallén en 2024

Este será el primer remate del año que organiza la Dirección de Asuntos Jurídicos de la Municipalidad de Guaymallén. En 2023 se realizaron cuatro y se vendieron en total 221 vehículos entre motos y autos. En 2022 se realizaron cinco ediciones y salieron casi la misma cantidad de unidades.

Para esta primera edición de 2024, en total hay 23 motos y 14 autos que se someterán a puja de los interesados. El lunes 27 de mayo a las 10.30 se abrirá el proceso de remate que continuará el miércoles 29 a las 10 y cerrará el viernes 31 de mayo a las 9 de la mañana.

De acuerdo a la normativa vigente, la comuna puede rematar vehículos que sumen un mínimo de seis meses de la playa de secuestros, un organismo que nació en 2019 para alojar los vehículos retenidos por decisión de los juzgados viales del municipio.

Desde la comuna que conduce Marcos Calvente, indicaron que "los remates se han convertido en una necesidad, dado que muchos propietarios prefieren dejar su vehículo alojado en la playa de secuestros antes que pagar los montos correspondientes por la sanción. No sólo resulta necesario para liberar espacio en la playa, sino también por el pasivo ambiental que significa sumar más vehículos en el lugar".