La ciencia finalmente determinó cuál es el tratamiento más efectivo para bajar de peso. El descubrimiento se presentó recientemente en la Reunión Científica Anual 2024 de la Sociedad Americana de Cirugía Metabólica y Bariátrica (ASMBS, por sus siglas en inglés).

Investigadores encontraron que las intervenciones en el estilo de vida, como la dieta y el ejercicio, resultaron en una pérdida de peso promedio del 7.4%, pero este peso generalmente se recuperaba en un plazo de 4.1 años.

Por otro lado, los agonistas del receptor GLP-1 y la cirugía metabólica y bariátrica mostraron resultados significativamente superiores. Los estudios incluyeron a miles de pacientes de estudios clínicos y varios ensayos clínicos aleatorios.

dieta.jpg
El descubrimiento demostró que las dietas no son tan efectivas.

El descubrimiento demostró que las dietas no son tan efectivas.

El descubrimiento sobre la pérdida de peso

Los resultados mostraron que cinco meses de inyecciones semanales de semaglutida, un agonista del receptor GLP-1, resultaron en una pérdida de peso del 10.6%. Nueve meses de tratamiento con tirzepatida, otro agonista, produjeron una pérdida de peso del 21.1%.

Sin embargo, al detener el tratamiento, aproximadamente la mitad del peso perdido se recuperaba en un año, independientemente del fármaco utilizado. Si las inyecciones se continuaban, los pacientes tratados con tirzepatida alcanzaban una meseta de pérdida de peso del 22.5% a los 17-18 meses, mientras que los pacientes con semaglutida llegaban al 14.9% en el mismo periodo.

cirugia.jpg
Una cirugía es el mejor método para bajar de peso y no recuperarlo.

Una cirugía es el mejor método para bajar de peso y no recuperarlo.

Los procedimientos de cirugía metabólica y bariátrica, como el bypass gástrico y la gastrectomía en manga, demostraron una pérdida total de peso del 31.9% y 29.5% un año después de la cirugía, respectivamente.

►TE PUEDE INTERESAR: El descubrimiento que desafía lo que conocemos sobre la teoría de la evolución

Además se mantuvo una pérdida de peso de aproximadamente el 25% hasta por 10 años después de la operación. Esto subraya la durabilidad y la efectividad superior de estos procedimientos quirúrgicos en comparación con otras opciones de tratamiento.