Se llama José Luis Cabrera, y desde muy joven aprendió a misturar pasiones, que son las energías que lo motivan e inspiran. Basta con decir que ama y ejerce la música; como buen maipucino es fanático del Cruzado y también de River, por lo que hace unos días no fue extraño que sorprendiera a todos con una canción pegadiza de su autoría que homenajea a un ilustre vecino: Enzo Pérez multicampeón con River, lanzado al fútbol grande con el Tomba, y subcampeón mundial con la selección argentina, donde jugó dos mundiales.

Semejante palmarés de Enzo a veces parece ser ignorado por muchos mendocinos, acostumbrados a mirar "hacia afuera" y a comprar productos foráneos, olvidando a tantos héroes locales que nada tienen que envidiar a otros. En la charla con José Luis se deslizan nombres de maipucinos como Pedro Waldemar Manfredini, Roque Aballay y ahora Enzo Pérez, por destacar los maipucinos de más proyección internacional. "La idea es homenajear a lo nuestro, los que nos hacen estar orgullosos de ser de esta tierra", explicó Cabrera, el músico apasionado e la tierra de los olivares eternos.

Embed

"Soy músico de alma, no me cierro a ningún género, me gusta expresarme con libertad, pero sí ejecuto y compongo para la música nuestra, los géneros de esta tierra, ya sea folclore, tango u otros latinos, como la cumbia. Me gusta la música popular, la que escucha la gente sencilla", dijo el mendocino.

"La idea de escribir una canción para Enzo surgió de una charla que tuve con su mamá en la escuelita de fútbol que tiene acá en Maipú, y donde yo llevo a mi nieta. La compuse en apenas una semana y media y salió linda. La familia de Enzo me ayudó aportando fotos y material para hacer el video", recordó José Luis, quien destacó que no es la única vez que se inspira en un jugador de fútbol destacado. "Yo en 2009 estaba viviendo en España, Málaga, y le escribí una canción a Messi, que aún era un promesa".

"A Enzo le gustó mucho la canción y hemos quedado en juntarnos cuando vuelva a Maipú, para comer un asado", destacó el músico.

"A los mendocinos nos está faltando reconocer a los nuestros. No tenemos un mejor representante en el fútbol que Enzo, que además es de Maipú. Pasa como con los cantantes o muchas cosas, a los que se les da más bola a los de afuera que a los de aquí. ¡Como sos de acá no te valoran, no te quieren pagar para actuar, o te quieren dar dos mangos!", reclamó Cabrera, que fue uno de los fundadores del Trío Buena Onda. "Nos pasaba en eventos que organizaba el municipio, y a nosotros, a la hora de pagarnos salían con excusas de presupuestos u otras cosas, mientras que traían a otros artistas de afuera y que les cobraban una fortuna. La única que nos apoyaba, hace muchos años, cuando estaba en Cultura, era Olga Bianchinelli", contó José Luis.

La cumbia del Messi...as

Otra de las creaciones de inspiración deportiva de José Luis Cabrera fue la ya mencionada cumbia a Lionel Messi, en el año 2009. "Yo vivía en Málaga y veía las cosas que hacía un muy joven Messi, así que escribí y grabé una canción para él, y me fui a Barcelona a llevársela. Me fui en avión y luego me acerqué al estadio para ver si lo podía ver y comentarle lo de mi homenaje", explicó el maipucino trotamundos.

Embed
https://www.youtube.com/watch?v=BNTr600_vJQ

Estuve varios días esperando verlo en el Camp Nou, hasta que un empleado del club, un señor viejito, porteño, me dijo por lo bajo -ya que no pueden dar información- que me fuera al predio donde entrenan, la Ciudad Deportiva, así que me fui a las 9 de la mañana, a la hora que entraban los jugadores. Estuve tres días esperando para verlo, hasta que se paró a firmar autógrafos, y pude hablar con él", recuerda Cabrera.

"Una maravilla es Messi, hasta me invitó luego a su casa. Es muy humilde. Aquella mañana le pude dar el CD con el video de la canción y mis datos. Al otro día fui de nuevo, y él me miró y me dijo que era muy bonita la canción. Quedamos en que el me daba un toque al teléfono para juntarnos, me preguntó donde vivía, y le dije que había venido en avión desde Málaga. Me indicó cómo llegar a Castelldefels, donde tiene su casa, frente a la estación de trenes, y quedamos en juntarnos en un restaurante argentino que hay ahí, cuando saliera de entrenar", rememoró el cantautor.

"Finalmente nos juntamos, luego me invitó a su casa, y me dejó impresionado su humildad y bondad. Todos los empleados de su casa son argentinos. Lleva a nuestro país en el alma, y tal es así que le han ofrecido millones por jugar para otro país, y él siempre eligió la celeste y blanca, pese a que hasta lo hemos maltratado", destacó el maipucino.

Respecto a su presente, Cabrera comentó lo mal que lo pasó el año pasado, con la pandemia, ya que prácticamente no ha podido trabajar hasta ahora. "Me la rebusco con un oficio que tengo, ya que soy letrista, y he podido vivir de eso, haciendo vidrieras y carteles", explicó el músico, también esposo, padre de dos hijos y abuelo de siete nietos.

Consultado sobre proyectos artísticos para el futuro, como buen hincha de River Plate dijo: "Tendré que ponerme a trabajar en una canción para (Marcelo) Gallardo, algo que me han pedido muchos amigos, o hacer algo por el ascenso de mi Deportivo Maipú", respondió con una sonrisa el artista futbolero maipucino para cerrar la nota.

Seguir leyendo