Llegaron la Fiestas de Fin de Año, esta noche es Nochebuena, época de reencuentros y compartir con los seres querido, y hay una familia mendocina que sigue con las dolorosas espinas de la incertidumbre y el miedo al haberse cumplido más de un mes de la desaparición de uno de sus miembros. La familia de Jeremías Gelabert no escatima recursos y gestiones para dar con el paradero del joven, de quien no sabe nada desde que el 22 de noviembre pasado se despidiera lacónicamente de sus hermanos en una reunión familiar y ya no se volviera a saber de él.

Quien se encarga de atender a la prensa respecto a las acciones que acompañan la búsqueda de este joven de 30 años, es su hermana Graciela, que consultada este jueves, se mostró decepcionada por las nulas respuestas oficiales. "Estamos con las mismas noticias desde el primer día; sin saber nada", expresó Graciela.

Te puede interesar...

Jeremías Fernando Gelabert estaba pasando una difícil situación emocional, como la separación de su pareja, la pérdida de un empleo, y la deficiente atención psiquiátrica derivada de el aislamiento por la pandemia, Pero según su hermana Graciela, Jeremías le estaba poniendo empeño a la situación, para salir adelante, pensando en su hijo de ocho años y su propio futuro.

"Ayer (por este miércoles) hablaba con el fiscal, y le decía que lo único que podemos es seguir difundiendo por redes sociales el tema de mi hermano, no nos queda otra opción", comentó la hermana del desaparecido, quien organizó el pasado 15 de diciembre una marcha por las calles céntricas para atraer la atención sobre la desesperada búsqueda de Jeremías.

"Recién hace dos días (martes 22) han podido acceder a las cámaras cercanas a la casa de mi otro hermano, de donde se fue Jeremías ese domingo 22, cuando compartían un asado, y está la gente de Delitos Informáticos con eso, pero ¿Qué nos puede arrojar eso, si hace más de un mes que pasó eso? -Las imágenes de él pasando por las calles son de hace un mes, no sirven de nada", expresó Graciela.

Luego agregó: "Sobre el celular no han tenido ninguna novedad, no tienen ningún registro de llamadas de su celular. O sea, no tenemos nada", dijo, para agregar con dolor: "La gente está muy apática, no le interesa el tema, al ser hombre y mayor, no te ayuda y eso es muy triste", concluyó Graciela, hermana de Jeremías, desaparecido el 22 de noviembre sin que se pueda hallar ni una sola pista de su salud o paradero.