Diario Uno > Sociedad > propinas

Gonzalo trabaja como delivery y de las propinas juntó más de 2.000 euros

El argentino Gonzalo Pérez, que trabaja de delivery en Alemania, guardó por nueve meses las propinas en monedas. Quiere hacer un máster en España

(Editado por Raúl Adriazola) El posteo de un joven argentino en su cuenta de Twitter sirvió para desnudar lo lejos y destrozada que ha quedado nuestra economía, y cómo el futuro de nuestros jóvenes se va encaminando a la migración, para poder cumplir sus sueños u objetivos fuera de la Argentina. Gonzalo Pérez se fue a estudiar y a trabajar a Alemania, y sólo juntando las monedas de las propinas que recibió en mano de su trabajo de delivery, logró sumar más de 2.000 euros en monedas.

delivery-propinas-alemania.jpg
Un total de €2.100 juntó sólo en monedas Gonzalo, ya que hay que sumarles las propinas que se reparten y son recibidas desde la aplicación de delivery donde trabaja, completando unos €3.500 para agregarle a su salario.

Un total de €2.100 juntó sólo en monedas Gonzalo, ya que hay que sumarles las propinas que se reparten y son recibidas desde la aplicación de delivery donde trabaja, completando unos €3.500 para agregarle a su salario.

"Comencé a trabajar de delivery en Alemania en septiembre del año pasado. Vengo juntando propinas desde entonces. Hace unas horas abrí mi alcancía y tenía 2.118,50 euros. En mi caso particular, utilizaré el dinero para pagar mis estudios y mantenerme mientras realizo los mismos", escribió el argentino en la red social del pajarito.

La reflexión de este emprendedor que decidió dejar su tierra para prosperar es contundente: "A pesar de los números, lo más importante a destacar es la posibilidad de poder depositar monedas en un recipiente cerrado sin tener que preocuparse por la pérdida de su poder adquisitivo. Si la inflación fuera elevada, sería imposible tener una alcancía", dijo Gonzalo.

https://twitter.com/soygonzaloperez/status/1399872200535162885

En una entrevista realizada este miércoles por el canal A24 vía videoconferencia, Pérez detalló lo que significa el valor de esas monedas que puso en una alcancía: "Con este dinero podría llegar a pagar seis o siete meses de la residencia de estudiantes en la que vivo y pago unos €300, o una compra de supermercado para todo el año, por ejemplo".

"De las propinas que recibí en mano llegué a juntar €2.100 y por otro lado están las propinas que yo también recibo por la aplicación (APP) y en total sumo unos €3.500" "De las propinas que recibí en mano llegué a juntar €2.100 y por otro lado están las propinas que yo también recibo por la aplicación (APP) y en total sumo unos €3.500"

El argentino que trabaja de delivery en la ciudad alemana de Berlin, y va a cursar el Máster en Análisis Económico del Derecho y las Políticas Públicas en la española Universidad de Salamanca, explicó cuáles son sus objetivos. "Yo estoy trabajando acá, voy a seguir estudiando el año que viene, y por eso estoy juntando dinero para poder seguir haciéndolo", detalló, para agregar luego: "En Argentina sería alocado pensar en tener una alcancía. ¡Imaginate guardar dinero en un recipiente cerrado y abrirlo dentro de nueve meses!".

delivery-propinas-alemania-01.jpg
Cuando Gonzalo Pérez destapó el tarro donde guardaba las monedas desde hace nueve meses, fue grande la sorpresa al contar más de €2.100.

Cuando Gonzalo Pérez destapó el tarro donde guardaba las monedas desde hace nueve meses, fue grande la sorpresa al contar más de €2.100.

Respecto al régimen laboral y el salario que percibe, Pérez señaló: "En mi caso trabajo de delivery unas 40 horas por semana, tengo un contrato full time, como se trabaja en Argentina, donde se va 8x5 (8 horas por 5 días de trabajo semanal), y en mi caso tengo un mínimo de €10 por hora, a lo que se agregan las propinas, por un lado, y tenemos un objetivo por el otro".

"Había hecho una estimación, ahora en dos meses ya se cumple el primer año acá, y yo vine para ahorrar, con ese objetivo, tal vez no sea el de todos los que vienen, pero calculo que en este año voy a ahorrar unos €15.000 después de haber pagado todos los impuestos", puntualizó Gonzalo.

Para concluir, este joven contó cuál fue el camino para viajar a Europa, y realizó una importante reflexión que explica muchas cosas respecto a nuestro presente en Argentina. "En mi caso solicité la visa en una embajada alemana en otro país, a los tres días me la dieron, y me vine directamente a la residencia de estudiantes. Mi idea de ahorrar dinero es además ahorrar tiempo. Es lo más valioso que tiene una persona. Muchos jóvenes en Argentina trabajan, tal vez mucho más que yo, pero ganan mucho menos. Para llegar a "X" resultado, van a tardar más", se lamentó.

Seguir leyendo