Diario Uno > Sociedad > intentos de usurpación

Frustraron 50 intentos de usurpación en lo que va del año

Los intentos de usurpación se evitaron por un nuevo protocolo en el que trabajan en conjunto los intendentes, el Ministerio de Seguridad y el Poder Judicial

En lo que va del año, en Mendoza se frustraron 50 intentos de usurpación de terrenos gracias a un protocolo en el que trabajan en conjunto el Ministerio de Seguridad, los municipios y el Poder Judicial. Además, aseguraron que quien cometa el delito de ocupar un terreno que no le pertenezca será detenido e imputado.

En la noche del miércoles unas 20 personas quisieron usurpar un terreno al lado de una bodega ubicada en las inmediaciones de calle Santa Fe y Chile, de Drummond, en Luján, cercano de otro asentamiento instalado hace años. El municipio y la Policía trabajaron de manera coordinada hasta que la gente se retiró el lugar.

Te puede interesar...

Sebastián Bragagnolo, intendente de Luján, dijo a Radio Nihuil: “Lo que hubo durante mucho tiempo un Estado débil que no solamente los dejaba, sino que los fogoneaba a esto. El asentamiento que tenemos en Agrelo fue armado en una época de elecciones, y eso como que quedó en el sentir de algunas personas que lo que hacen es venir y probarnos. Mandan a unos 4 o 5 a ver si reaccionamos”.

El jefe comunal indicó que “gracias al protocolo que tenemos estuvimos en todos y en todo sentido, evitando que se amplíen aquellos asentamientos que ya existen o que se instalen en nuevos lugares”.

Dijo que en algunos casos es una mujer con sus hijos que intenta ocupar una tierra que no corresponde, o a veces se encuentran con 20 personas, como ocurrió el fin de semana pasado en Agrelo, o el miércoles a la noche en Drummond, “lo que hacen es medir al Estado, ver cómo reaccionamos”.

“Agradezco el trabajo en conjunto con Policía y Fiscalía que nos permitió desbaratar todos estos intentos, y en 25 de ellos que se efectivizaron y la gente ya estaba con palos para construir, y aún así lo logramos, con diálogo y negociaciones de por medio, pero nuestro criterio es que no nos vamos hasta que la gente no se vaya”, sostuvo Bragagnolo.

“Esto se da porque es parte de la dirigencia de Argentina que pretende discutir si la propiedad privada hay que respetarla o no. Es inviable que salgamos como país adelante si la discusión es si hay que respetar o no la propiedad privada. En ningún país serio del mundo se discute si la propiedad privada se tiene que respetar”, expresó.

Por su parte, Néstor Majul, secretario de Seguridad, dijo que durante la pandemia se dieron cuenta que había que trabajar más rápido, por lo que en lugar de acordar reuniones, decidieron armar un grupo de Whatsapp el cual está integrado por intendentes, el Poder Judicial y el Ministerio de Seguridad, “el cual funciona muy bien, con resultado muy positivo”.

Majul sostuvo que fueron aproximadamente 50 usurpaciones de terrenos, aunque algunas de ellas fueron individuales y no hubo denuncias formales, pero que de todas formas fueron desactivadas.

En algunos casos veo que hay una mano política, sin dudas, y por supuesto que toda la información se pone en manos del fiscal”, indicó Majul y agregó: “En el Valle de Uco hay algunas organizaciones sociales que fomentan este tipo de cosas. Algunas son ligadas directamente a las organizaciones sociales a nivel nacional que bajan una línea. También existe alguna situación económica, hacen de la necesidad real que tiene mucha gente un negocio”.

El funcionario de Seguridad aseguró que “nadie duda, acá persona que va a cometer un delito como usurpar un terreno, va a terminar detenido y procesado. Quien comete este delito va a terminar preso, y por mucho tiempo no va a poder acceder a un plan social, o vivienda social, que es lo que están necesitando”.