Diario Uno > Sociedad > Luján

"En Luján no vamos a permitir ningún tipo de usurpación"

Lo dijo el intendente Sebastián Bragagnolo, quien aseguró que en Luján tienen un protocolo para evitar que la gente se instale ilegalmente en terrenos privados

El intendente deLuján, Sebastián Bragagnolo, aseguró que en la comuna no van a permitir usurpaciones de terrenos debido a que a largo plazo tiene un costo mayor. Sostuvo que tienen un protocolo para accionar en estos casos y que desde hace un tiempo tienen varios intentos de ocupación ilegal que lograron destrabar.

“Venimos en Luján desde hace tiempo con intentos pequeños y venimos interviniendo muy bien desde hace 3 años. Pero este fin de semana fueron 10 familias, no como en otros casos que son una o dos familias que detectamos, sino que nos encontramos que eran 10 familias en un terreno privado, y la gente decía que el dueño estaba en España, cosa que no era así”, detalló Bragagnolo a Radio Nihuil.

Te puede interesar...

“Soy de los que creen que hay dos o tres cabecillas que organizan y terminan usando a mujeres, niños y hombres. Se hacen dueños de los terrenos y les cobran antes o después. En cualquier asentamiento de Mendoza o de Argentina y hay 2 o 3 que mandan y hay que romper con eso”, agregó el intendente de Luján.

Sostuvo que desde su punto de vista, el país no puede discutir si la propiedad privada hay que garantizarla o no: “Es una locura, estamos diciendo cómo tenemos que salir como país y la base de la discusión está allá abajo. Si nosotros permitimos estos hechos, el mensaje que le damos a la sociedad es el vale todo”.

“Al pobre tipo que no es millonario, que labura cosechando en Ugarteche o de operario en una bodega, que tampoco le alcanza a fin de mes y que por ahí vive con el padre o con el suegro, ese tipo se siente un boludo con todas las letras”, sostuvo el lujanino.

Recordó que el Bajo Luján nació por familias que usurparon el terreno “porque hubo gobiernos que en su momento no se plantaron cuando se tenían que plantar y después lo que terminaron haciendo fue condenar a niños, mujeres y hombres a vivir prácticamente en una marginalidad urbana, que si bien estaba a dos cuadras de la plaza de Luján, pasaba de todo ahí adentro”.

Sostuvo que la solución de eso fue que 3.500 personas, es decir 700 familias, tengan su casa y hoy viven en 10 barrios: “En 4 años relocalizamos el 40% de los asentamientos”.

“Una abuela de 90 años contó que el nieto llegó cuando le entregamos la casa y dijo: ‘ahora en el colegio no me van a hacer mas burla y van a venir a mi cumpleaños’".

Bragagnolo indicó que en su comuna durante la pandemia entregaron kits de desinfección y además geolocalizaron a toda la población de riesgo de cada uno de los asentamientos. “Sabemos en cada asentamiento cuántos mayores de 65 años hay, quiénes tienen problemas cardíacos, dónde hay menores. Lo que no permitimos es que crezcan más y que se creen más asentamientos porque después la solución tarda años. En le Bajo Luján tardamos más de 50 años en darle una solución”.

Para evitar la ocupación ilegal de terrenos que están abandonados y no tienen servicios, el intendente de Luján dijo que trabajan en “aumentar la tasa de quienes tienen terrenos muy urbanos y no lo desarrolla por inseguridad y no lo pone al mercado”.

“Pensar en una ciudad a largo plazo requiere de manejar todas estas variables, densidad poblacional, acceso al crédito a quien puede pagarlo, vivienda social a quien está excluido del crédito, pero ver cómo le damos una salida”, agregó.

Y aseguró: “Vamos a ser inflexibles en esto, no vamos a permitir ningún tipo de usurpación en Luján, al menos vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance como municipio para hacer las denuncias respectivas y hay un protocolo que va la gente de Defensa Civil al lugar”.

Como ejemplo de esto, contó que hace un tiempo atrás, en un terreno cercano al ferrocarril, al lado de un barrio en Chacras de Coria, “un hombre construyó una platea y estaba subiendo las columnas. Fuimos con una retroexcavadora y le rompimos la platea

Se trataba de un terreno nacional, y como el municipio tiene la custodia de estos predios del Estado, decidieron impedir la construcción y evitar un problema mayor a futuro.

El intendente dijo que gracias a esa custodia que les concedió la Nación, impidieron cerca de 100 usurpaciones en esos terrenos que no tienen agua, ni cloaca, ni servicios: “El costo de solucionar eso después, cuando uno no reacciona, el costo es mucho mayor”.