Apuesta a las tradiciones

Franco Agüero, director debutante de la Vendimia 2023: "No imaginaría una fiesta sin reina"

Juglares de Vendimia, un Canto a la Naturaleza es el nombre de la Fiesta Nacional de la Vendimia 2023 que se desarrollará entre el 4 y el 6 de marzo. Su director reveló detalles del Acto Central que se viene

Franco Agüero participa de la Fiesta Nacional de la Vendimia desde que tiene 15 años. En 2023, por primera vez, lo hará como director. Desde ese rol, defendió la elección de la reina, la tradicional puesta de la Virgen de la Carrodilla y dio detalles del Acto Central que se viene.

Juglares de vendimia, un canto a la naturaleza es la propuesta que un jurado de expertos eligió para la Vendimia 2023 que se desarrollará en el Frank Romero Day el sábado 4, domingo 5 y lunes 6 de marzo.

Agüero comandará el equipo conformado, entre otros, por la productora ejecutiva Sara Verón y la guionista Jorgelina Flores.

TE PUEDE INTERESAR: Elegir a una reina de la Vendimia con sueldo y patrocinio del Estado, ¿es malo o es pésimo?

Al ser consultado por clásicos vendimiales, el flamante director apostó por la elección de la Reina de la Vendimia: "Jamás me imaginaría una Vendimia sin reina", dijo y fue por más: "Es parte de la esencia. Por tradición, se elige a la más linda de la cuadrilla. Como mendocino y defensor de la Vendimia, creo que es importantísimo el rol de la reina".

reina de la vendimia 2022 natasha sanchez 3.jfif
Franco Agüero, director de la Vendimia 2023, defendió la elección de la Reina de la Vendimia:

Franco Agüero, director de la Vendimia 2023, defendió la elección de la Reina de la Vendimia: "Es parte de la esencia".

La propuesta de Agüero: Juglares de Vendimia, un Canto a la Naturaleza

El trabajo para llegar hasta la elección comenzó apenas finalizada la Vendimia pasada. Sobre ese detrás de escena, el director Franco Agüero reveló en Hola Mendoza, por Canal 7, que el proceso arranca con el análisis de un disparador del guión para después pasar a la convocatoria de profesionales hasta conformar un equipo.

"Es un proceso muy desgastante", reconoció.

Respecto de Juglares de Vendimia, un Canto a la Naturaleza, Agüero contó -dentro de lo permitido- que se respetan escenas tradicionales del Acto Central de la Vendimia como la aparición de la Virgen de la Carrodilla o la del General José de San Martín.

"No son exigencias del reglamento pero son patrimonio de los mendocinos y preferimos tenerlos en la versión", dijo Agüero que se definió a sí mismo como "tradicionalista a la hora de armar un libreto".

►TE PUEDE INTERESAR: "Si avanza la ley de tolerancia 0, la Vendimia será la fiesta del agua mineral"

franco aguero vendimia 2023.jpg
La productora ejecutiva Sara Verón, el director Franco Agüero y la guionista Jorgelina Flores. Parte del equipo que desarrollará la Vendimia 2023.

La productora ejecutiva Sara Verón, el director Franco Agüero y la guionista Jorgelina Flores. Parte del equipo que desarrollará la Vendimia 2023.

"Hemos logrado contar la Vendimia desde los lugares que nunca se cuentan", anticipó. "Nos ha costado muchísimo pero hemos logrado conformar el argumento de esa forma. La parte científica de la Vendimia, que es eslabón fundamental y nunca se cuenta, por ejemplo, estará relatada en la historia", contó como técnico químico industrial que es.

"Fue una jugada estratégica a la hora de armar la fiesta", consideró ya habiendo sido seleccionado para encargarse del Acto Central 2023.

La propuesta, dijo, también está pensada para la televisión. "El director de cámara sabe cuáles son las partes puntuales que se tienen que televisar para no perder el hilo. Ambas puestas van de la mano", señaló y adelantó que "hay algunas innovaciones tecnológicas presentadas que van de la mano con la televisación".

La puesta tendrá música en vivo, como en las últimas ediciones. Para ello, al igual que para el resto de la escena, en estas semanas comenzarán los casting de selección de artistas.

►TE PUEDE INTERESAR: Póngase en guardia: se aproxima otra Vendimia y ya viene con "mensaje" y culebrón incluido

Serán 750 artistas los elegidos para presentarse en el Frank Romero Day y otros 250 los elegidos para participar de diferentes eventos vendimiales en toda la Provincia.

Lo que el Gobierno de Mendoza contó de la Vendimia 2023

Al anunciar el ganador del concurso para la gran fiesta de los mendocinos, el Ministerio de Cultura y Turismo anticipó de qué se trata Juglares de Vendimia, un Canto a la Naturaleza con las siguientes palabras:

Los azules nocturnos se abren en los violetas y sus cromas, bajo las estrellas y sus constelaciones, en un teatro griego que abraza en círculo siendo testigo de la imponente arquitectura que comienza a despertarse, en los sonidos y melodías que rezan los cantos de un coro, que se presenta, dibujando en colores, la identidad de voces, que anuncia, en reclamos y verdades, la esencia del fruto y su cosecha, la sangre bendita de nuestra tierra.

Ellos, los protagonistas de esta historia, en la vivencia realista de Los Juglares. Comienzan a desprender sus esencias, de una comunidad mayor de coristas, ataviados en sus trajes, que evidencian los encantos y valores, seduciendo a los espectadores con su histrionismo, para lograr ser identificados en sus propósitos y misiones. Así se despliega, El Juglar de la Historia, comediante romántico de la cronología de los hechos; La Juglar de la Montaña, valiente y altiva, con sus cóndores en guardia; El Juglar de los Viñedos, intrépido y vigoroso; La Juglar de la Bodega, bella encantadora y risueña; La Juglar de la Fe, alquimista sagrada de las creencias y El Juglar de Los Terruños, seguro, fuerte y decidido. Todos responsables de la gran celebración que hoy los convoca, el nacimiento de un Nuevo Vino.

VENDIMIA 2023 3.jpg

Todos, a modo de coro griego, transitarán por las vicisitudes que se presentarán, interpretando, con su canto y palabra, los sentires de la madre Tierra: La Naturaleza y su hija, La Vendimia.

Es hora de probar el nuevo vino, el elixir de los dioses se hace presente. De repente, como suceden los infortunios, Los Juglares descubren que el sabor es distinto. La dulzura y composición delatan una transformación inesperada, que no responde al buen agrado de sus paladares. Asombrados y afligidos, comienzan a cuestionarse el porqué de este cometido, sin comprender lo sucedido. Y, en ese instante, la voz omnisciente de ella, La Hija, la otra protagonista: La Vendimia se alza con su voz dolida e interroga con su angustia qué ha acontecido, qué despierta tanta incertidumbre y vacío.

Atenta a las respuestas temerosas de sus juglares, les advierte que pronto acudirá su madre, La Naturaleza, a esta celebración y será deber darle las explicaciones necesarias, para justificar este inconveniente.

De esta manera, La Madre Naturaleza se presenta. Su descontento se refleja en sus mapas, en su malestar y enojo, por los descuidos de los humanos hacia el Planeta. Advertirá que no cesará en este enfado, hasta tanto no se cambien y modifiquen las conductas de aquellos que han arremetido contra las leyes naturales del Universo. Su preocupación por cada suceso irresponsable de sus hijos, que han lastimado sus campos y sus ríos, su fauna y su flora, sus esquemas y sus climas, ha tomado las formas de la ira, en fuegos y contingencias, que solo puede expresar en alteraciones de sus ciclos vitales y evolutivos. La confrontación ante tanto descuido responde a las faltas, esas que siempre son abismos, para quien materna y guía.

Entonces, su hija, La Vendimia, acusando recibo de este mensaje, decide pedirle, frente a la necesidad de ser oída, poder demostrarle el valor de su sagrada presencia, y su importancia en el transcurso de su crecimiento, clamando en las lecciones de esta madre un aprendizaje certero. Así, intercede junto a Los Juglares, para iniciar un viaje a los principios de la existencia, donde los orígenes develarán en el instante cero, donde se acunan las memorias, donde resurge la magnanimidad de su creación infinita como Madre, solicitando así una oportunidad.

Y es en la aceptación de la madre que emprenderán un recorrido y cada Juglar, con sus virtudes, presentará cada acontecimiento, donde la ciencia podrá ser observada por la Natura, gracias al Juglar de la Viñedos, quien demuestra su participación en la maduración que necesita alcanzar cada racimo, en sus grados óptimos para ser cosechados y cómo, pese a estas circunstancias, debe aprobarse la cosecha, fase determinante de su hija, La Vendimia, aun dadas las inclemencias de una ecología adormecida.

Al presenciar esto, La Naturaleza decide dirigirse hacia donde nace el tesoro más preciado de esta Mendoza, El Agua, y para ello será recibida en los Andes por La Trovadora de las Montañas, custodia de las cumbres, junto a sus cóndores, quienes abrazan las nieves, para el nacimiento de cada cuenca cristalina.

A continuación de ese encuentro fundamental, El Juglar de la Historia se hará presente.

Atolondrado por la cronología que lo persigue, invitará a La Naturaleza a retroceder en los tiempos y allí podrá observar al General San Martín, una tarde mendocina, en su casa, demostrando las cualidades y admiración que le tiene al vino de nuestra provincia.

Posteriormente serán testigos del encuentro sublime entre el General y La Patrona de los Viñedos, culminado en una liturgia de fe y esperanza, sostenidas desde la contemplación y fortaleza, las creencias, los sueños y sacrificios, los héroes y santos y el Amor, aunados en resiliencia y coraje, para proteger y acompañar la evolución de La Vendimia.

De esta forma, sucesiones de eventos desencadenan conflictos, que interpelan a la Madre Naturaleza, cuando interviene seguidamente La Juglar de la Bodega, que, en el devenir de esta historia, donde el diálogo entre los protagonistas, La Vendimia y La Madre Naturaleza, nos aproximamos al final. Es en este cuadro donde se presentan las variedades de nuestro vino y su presentación al mundo, el argumento refleja cómo Mendoza es la provincia más limpia del país.

Y, al sortear las dificultades, para gestar una nueva consciencia y congruencia, se posibilita un nuevo comienzo.

De la voz y el canto de cada protagonista se sucede la reflexión poderosa, como lección y aprendizaje. Cada uno de los pasajes de este viaje ha sido transformación absoluta de los cuestionamientos. La curva de cada personaje, sostenida desde sus propósitos centrales, formando un núcleo potente, para invitarnos a recrear desde nuestras adversidades, un nuevo renacimiento, donde el Universo se despliega con su verdad y estructura, para albergar en nuestro sentir la creencia absoluta de ser amorosos y compasivos, desde la conquista de ideales y valores, aceptando los cambios, siendo movimiento constante, semillas fértiles narración viva.

Esta crónica es una loa a la Naturaleza, la visión constructiva y ecológica del cuidado de nuestras fuentes naturales, del respeto a las leyes universales que rigen toda nuestra creación, en cada una de sus dimensiones, siendo la Vendimia una ofrenda vital para esta Mendoza renaciente en proyección y evolución, haciendo consciente nuestro compromiso, lealtad y protección, a nuestra Tierra natal, a cada uno de quienes conformamos este oasis, siendo jardines, mensajeros y custodios, eslabones todos, de una Humanidad armónica, saludable, y vital.