Mauricio González, el fundador del Club de Estancieras y Baqueanos de Mendoza, falleció por Covid 19 en las últimas horas. Tenia 52 años, estaba casado con Claudia y tenían tres hijos: Agustín, Federico y Julián.

Después de dar una larga pelea y de generar varias cadenas de apoyo y oración pidiendo por su recuperación, el cuerpo de Mauricio no pudo más. "Sabemos que, donde estés, estarás armando caravanas solidarias", lo despidieron sus compañeros del Club, entidad en la que dejó un gran vacío.

Mauricio González, el fundador del Club de Estancieras y Baqueanos de Mendoza, falleció por Covid 19

González había sido la figura estratégica del Club desde su fundación, el 18 de agosto de 2001, y siempre hizo que el grupo tuviera un fuerte espíritu solidario, tanto entre sus integrantes como hacia la comunidad, para la que realizó un sinnúmero de campañas solidarias.

Era el mayor de 4 hermanos (uno de ellos, Pablo, es el fotógrafo oficial del Club Godoy Cruz Antonio Tomba) y tenía una agencia oficial de quiniela.

mauricio 4.jpg

De tantos mensajes y muestras de dolor en las redes oficiales del Club de Estancieras y Baqueanos, una de sus integrantes hizo un repaso de la historia de Mauricio y el Club y lo que significó para el grupo:

"Mauri, con su carisma y empatía, supo siempre ponerse en el lugar del otro, de aquellos que no tenían nombre y apellido, de pequeños y grandes que esperaban ver llegar a las Estancieras. (...) Con lluvia, nieve, sol. Entre huellas, caminos, piedras. Allá íbamos, porque ´el Jefe´nos inspiraba, nos hacía sentir con pocas palabras que siempre alguien nos estaba esperando. (...) Nuestros hijos /as, ahora jóvenes adultos, aprendieron de la mano de este hombre que nos alentó a todos nosotros a ser mejores personas, a mirar al que teníamos al lado, a ser generosos simplemente porque sí. Nosotros y nuestras familias sabemos que, donde estés, estarás armando caravanas solidarias. Y nosotros seguiremos con tu legado".

Seguir leyendo