Iniciativa en el Congreso

Especialistas mendocinos avalaron cambiar el huso horario por beneficios económicos y a la salud

Meteorólogos, expertos en iluminación natural y hasta reconocidos biológos se inclinaron porque el proyecto de cambiar el huso horario tenga respaldo político

En medio de la implementación de la quita de subsidios a la energía y la llegada de las temperaturas más frías del año, el diputado nacional Julio Cobos reflotó la idea de cambiar el huso horario en Argentina. La idea fue bien recibida por meteorólogos, especialistas del Conicet y por biólogos a favor de sumar horas de luz solar.

Por segunda vez, Cobos llevó al Congreso de la Nación un proyecto para mover el huso de -3 a -4 en el horario de otoño a invierno para poder aprovechar la luz natural.

El ex vicepresidente explicó en redes sociales: "Argentina tiene un desfasaje entre la hora oficial (-3) y el huso horario que realmente nos corresponde (-4) y esto provoca varios inconvenientes. Por eso presenté un proyecto para modificar el horario oficial en todo el territorio nacional y llevarlo al huso horario correcto".

►TE PUEDE INTERESAR: Federico Norte aseguró que las ventajas del cambio del huso horario a -4 "son totales"

Julio Cobos.jpg

La propuesta del radical tiene sustento en investigaciones realizadas en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) Mendoza, específicamente en el trabajo de la catedrática Andrea Piattini, quien brindó una serie de argumentos para que la Nación tome la decisión de correr el huso horario para adecuarlo a la hora solar.

La especialista desarrolló todo un trabajo sobre la iluminación en las aulas de las escuelas de Mendoza y cómo ésta impactaba en el desempeño.

Entre algunas de las conclusiones subrayó: "Los resultados del análisis energético, en la comparación entre el huso horario (-3) y (-4) relacionada a la necesidad de energía eléctrica para iluminar aulas en Mendoza, se observa que se consume más electricidad en el huso horario -3 y muestra más autonomía la iluminación natural considerando el huso horario -4".

Para adaptarlo al huso horario -4 es necesario retrasar todas las actividades habituales y cambiar las convenciones que regulan la vida social, como ingreso a la escuela, uso del transporte público, ingreso al trabajo, entre otros.

En este gráfico, la especialista en Orientación en Luz y Visión sostiene el desfasaje que hay entre la hora solar y la hora oficial.

Gráfico Conicet Mendoza.png

Según la investigadora, el organismo humano no puede activar el sistema circadiano que es el ciclo natural de cambios físicos, mentales y de comportamiento que experimenta el cuerpo en un ciclo de 24 horas. Los ritmos circadianos se ven afectados principalmente por la luz y la oscuridad, y están controlados por un área pequeña en el medio del encéfalo. Pueden afectar el sueño, la temperatura del cuerpo, las hormonas, el apetito y otras funciones del cuerpo. Los ritmos circadianos anormales a veces se relacionan con la obesidad, la diabetes, la depresión, el trastorno bipolar, el trastorno afectivo estacional y los trastornos del sueño; por ejemplo, el insomnio. El ritmo circadiano a veces se llama "reloj biológico".

Conicet investigación Huso Horario.png

El pronosticador, Fernando Jara también se sumó al debate acerca de la corrección del huso horario que rige en Argentina y precisó que según la ubicación geográfica Mendoza, con respecto al Meridiano de Greenwich, lo correcto sería la zona -5.

"Estoy totalmente en desacuerdo que en Argentina no se respeten los husos horarios que deberían tener las provincias y se tengan que unificar, conforme a Buenos Aires. Hay países que tienen diferentes husos horarios. Se sabe que biológicamente no es favorable para el organismo comenzar las actividades de noche, sin la luz solar", consideró Jara y recordó una experiencia personal que tuvo al tener una estadía en la Base Marambio en La Antártida Argentina, donde tenían que tomar vitaminas como complemento al déficit de la luz solar.

En consonancia a la postura de Jara, el científico Diego Golombek opinó en un hilo de X de Cobos que "estar en el huso horario adecuado a nuestro lugar en el mundo hace que nos expongamos a la luz adecuada para la salud, el sueño y la alerta".

Diego Golombek.jpg

Cuidar al cerebro no depende del huso horario, sino del descanso

El médico neurólogo Andrés Barboza consideró que para la salud del cerebro, lo importante es respetar las horas de sueño y especificó que el organismo se adapta a las convenciones culturales, como lo es el huso horario.

A favor del proyecto de Cobos, Barboza admitió que hay momentos del día en el que puede haber mayor productividad como es a media mañana o en la tarde, mientras que la noche es el momento de descanso.

De esta manera, recalcó que "cuando está oscuro, quizás no sea el mejor momento para trabajar o estudiar pero hay personas que deben adaptarse a estos horarios por razones laborales. Si no respetamos el descanso esto puede repercutir en los aprendizajes como en el estado de ánimo, en la irritabilidad y en la memoria".

►TE PUEDE INTERESAR: La propuesta de atrasar los relojes una hora en Mendoza sumó respaldo político y científico

Temas relacionados: