En diálogo con Radio Nihuil, Victor Festa, coordinador del centro de recuperación de adicciones, Remar, se manifestó totalmente en contra de la ayuda económica de $8.500 que se les quiere brindar a las personas que tienen problemas de consumo de drogas.

Te puede interesar: Cuánto aumentarán las jubilaciones en septiembre

Además, señaló que, desde que se entrega el IFE, diez chicos que estaban intentando superar su adicción en la institución que coordina, abandonaron el tratamiento.

Lejos del dinero

Para Festa, la gente con consumos problemáticos de estupefacientes no deben manejar su propia economía.

"Nosotros tenemos chicos en Remar que están rehabilitándose y están haciendo un periodo de abstinencia y se les corta cualquier ingreso de dinero. Cuando salió el IFE, como cada chico tiene teléfono y no les podemos quitar la libertad de comunicarse, se anotaron y lo recibieron. En la primera fecha de cobro, abandonaron el tratamiento y no pasó con uno, se nos fueron diez en estas condiciones" "Nosotros tenemos chicos en Remar que están rehabilitándose y están haciendo un periodo de abstinencia y se les corta cualquier ingreso de dinero. Cuando salió el IFE, como cada chico tiene teléfono y no les podemos quitar la libertad de comunicarse, se anotaron y lo recibieron. En la primera fecha de cobro, abandonaron el tratamiento y no pasó con uno, se nos fueron diez en estas condiciones"

Victor Festa Coordinador de Remar

El coordinador explicó que en Remar, se brindan tres tipos de tratamiento: ambulatorio, centro de día e internación y depende el tipo de abordaje son las medidas que se toman.

A los jóvenes internados se les da la comida diaria, el alojamiento y el tratamiento, pero ellos no tocan el dinero.

Sin embargo, en los otros casos, el seguimiento no es tan intenso. Por ejemplo, los ambulatorios van dos o tres veces por semana, y se les pregunta cómo van llevando su cotidianidad, pero cada uno continúa con su vida en forma particular. Mientras que el centro de día pasan muchas horas en la institución, pero regresan a dormir a sus casas. Es un punto medio, entre la flexibilidad del ambulatorio y la rigidez de la internación. Es para gente con un autocontrol medio.

De todas maneras en ninguna de las tres opciones los jóvenes manejan directamente su dinero, sino que lo hacen a través de su familia.

"Esto es así porque la plata es la principal herramienta para drogarse" "Esto es así porque la plata es la principal herramienta para drogarse"

Buscar alternativas

El coordinador de Remar dijo que aunque las intenciones sean buenas, es la política de darles dinero a los jóvenes que se recuperan de adicciones. calificó de "ridícula" la decisión de darles dinero a las personas con consumos problemáticos.

Te puede interesar: El gran gesto de los jóvenes de Remar que dieron positivo

"Para mi es ridícula esta medida. Ofrecer un incentivo económico a una persona que está atravesando por un problema de adicciones no ayuda a salir de las drogas" "Para mi es ridícula esta medida. Ofrecer un incentivo económico a una persona que está atravesando por un problema de adicciones no ayuda a salir de las drogas"

Para él, el camino correcto sería otro.

"Habría que hacer un estudio y ver cuáles son las necesidades puntuales de cada caso. A veces los problemas no se solucionan con dinero, sino generando otras alternativas. Pensar que alguien se va a rehabilitar porque le depositen $8500 por mes es una locura, llegamos a cosas inusitadas". "Habría que hacer un estudio y ver cuáles son las necesidades puntuales de cada caso. A veces los problemas no se solucionan con dinero, sino generando otras alternativas. Pensar que alguien se va a rehabilitar porque le depositen $8500 por mes es una locura, llegamos a cosas inusitadas".

Adicciones y pandemia

En cuanto al estado de los 24 jóvenes que se infectaron con Covid-19 e la granja de recuperación que Remar tiene en Guaymallén, Festa informó que ya están en buen estado de salud y han sido dados de alta.

Te puede interesar: Diecinueve de los 24 contagiados de REMAR permanecen en la granja de Guaymallén

Dijo, además, que estos pacientes están esperando generar anticuerpos para ser donantes de plasma.

Sobre los cambios que los tratamientos para las adicciones han sufrido en épocas de pandemia, Festa explicó que ellos tenían una modalidad de trabajo que implicaba sacar a los jóvenes de su entorno y enviarlos a rehabilitarse a provincias cercanas.

Pero con la situación generada por el Covid-19, estas medidas están suspendidas.

También contó que en un principio de la cuarentena, cuando las medidas eran más estrictas, se multiplicaron los llamados de los familiares pidiendo ayuda, porque los jóvenes con adicciones pasaban por periodos de abstinencia muy duros adentro de las casas y era difícil controlarlos.