Sin goteras ni humedad

El truco de viejos albañiles para impermeabilizar el techo sin membrana y proteger la casa de la lluvia y la humedad

Preparar este impermeabilizante para el techo es simple y evitará que la lluvia cause goteras o humedad en las paredes de la casa

Por UNO

Proteger el techo de casa es esencial para resguardarnos de la lluvia y otras inclemencias del tiempo. El techo, como parte fundamental de la vivienda, requiere atención constante para prevenir filtraciones y grietas que puedan dañar las paredes y la pintura. Por suerte, existe una opción, un impermeabilizante sencillo y muy económico de preparar que muchos optan por aplicar antes de recurrir a costosos productos de construcción.

La impermeabilización del techo es crucial para evitar daños mayores cuando llega la lluvia. La detección temprana de posibles problemas permite tomar medidas preventivas y evitar la destrucción de las paredes por la humedad. Con este impermeabilizante fácil de implementar, muchos prefieren encargarse ellos mismos de esta tarea, sin necesidad de contratar a profesionales.

Las fisuras en el techo son problemas que demandan atención inmediata y el uso de diversos materiales de construcción para repararlos. Sin embargo, esta tarea puede resultar costosa y requerir mucho tiempo. Afortunadamente, este impermeabilizante simplifica el proceso y lo hace mucho más accesible para cualquier persona que necesite solucionar problemas de filtraciones causadas por la lluvia.

A pesar de la disponibilidad de productos comerciales, como la membrana asfáltica, que prometen soluciones rápidas, a veces no logran resolver el problema de manera efectiva y además resulta sumamente cara. Es crucial contar con un material resistente a distintas condiciones climáticas. Por suerte, este impermeabilizante ofrece una alternativa casera que puede dejar el techo como nuevo y protegerlo de futuras filtraciones debido a la lluvia.

Materiales necesarios para preparar este impermeabilizante de techo y dejar la lluvia fuera de tu casa:

  • 5 kilogramos de cal viva.
  • 5 litros de aceite quemado.
Diseño portada - 2024-04-14T125057.560.jpg

Preparar este impermeabilizante para el techo es simple: mezcla cal viva con un poco de aceite quemado en un balde hasta que estén bien integrados. Luego, identifica las grietas y fisuras en el techo y aplica este impermeabilizante casero con una brocha. Deja que se seque durante todo el día y tendrás resuelto el problema de las filtraciones causadas por la lluvia de manera económica y efectiva.

Goteras.png

Temas relacionados: