Cuidados y belleza

El truco casero con bicarbonato para exfoliar tu piel y dejarla radiante

Si tienes tu piel apagada, este sencillo truco con bicarbonato iluminará tu piel dejándola tersa y lista para ser hidratada

Por UNO

Lucir una piel tersa y radiante puede parecer muy difícil, pero no lo es. Tomando determinados hábitos, llevando una alimentación balanceada y bebiendo suficiente agua es posible. Sin embargo, si quieres darle un brillo extra a tu piel, este truco con bicarbonato te ayudará a lucir una piel extra glowy.

Bicarbonato de sodio.jpg
Si tienes tu piel apagada, este sencillo truco con bicarbonato iluminará tu piel dejándola tersa y lista para ser hidratada.

Si tienes tu piel apagada, este sencillo truco con bicarbonato iluminará tu piel dejándola tersa y lista para ser hidratada.

Por qué se ve deshidratada mi piel

La piel puede verse o sentirse deshidratada por diversas razones, por eso se recomienda:

  • Beber suficiente agua.
  • Llevar una dieta equilibrada que incluya frutas y verduras.
  • Evita el consumo de alcohol.
  • Evita el tabaco que seca la piel.
  • Descansa 8 horas al día.
  • Realiza actividad física.
  • Exponte al sol al menos 10 minutos al día para adquirir vitamina C.
  • Usa jabones suaves y sin perfume.

El truco casero con bicarbonato para tener una piel radiante

Para lucir una piel radiante recomendamos que utilices cremas hidratantes a diario. Preferentemente, sin alcohol ni perfumes, ya que estas pueden resecar la piel.

Además, si incorporas este truco casero a tu rutina diaria, tu piel se verá notablemente más hidratada desde el primer momento.

Limpia tu piel. Elimina el maquillaje y todas las impurezas, limpia tu cara dos veces al día. ¡Nunca te vayas maquillada a la cama!.
Para lucir una piel radiante recomendamos que utilices cremas hidratantes a diario.

Para lucir una piel radiante recomendamos que utilices cremas hidratantes a diario.

Paso a paso con bicarbonato de sodio para una piel brillante:

  1. En un recipiente coloca dos cucharadas de bicarbonato.
  2. Cuando estés en la ducha exfolia tu cuerpo suavemente con bicarbonato. El bicarbonato te ayudará a eliminar todas las células muertas de la piel dejándola lista para recibir su dosis de hidratación.
  3. Seca tu cuerpo con cuidado y cuando tengas aún la piel húmeda, coloca tu crema hidratante.
  4. Un consejo adicional es que le agregues unas gotitas de aceite de coco o de almendras a tu crema habitual para una hidratación extra.

De este modo, en pocos días notarás una piel suave, luminosa y sin vellos encarnados. Recuerda hidratarla bien luego de cada exfoliación.