Causa judicial

El historial del "vicejefe" de Generación Zoe, detenido en Ezeiza, incluye varias visitas a San Rafael

Maximiliano Batista era la mano derecha de Leonardo Cositorto, fundador de la "empresa" multinacional que abrió oficinas en Mendoza. Los acusan de montar una estafa piramidal

Por UNO

Maximiliano Batista es el número dos de Generación Zoe, el holding que ofrecía ganancias siderales y que en las últimas semanas cayó en desgracia tras la acción de la Justicia, que investiga una presunta estafa piramidal. Cuando el prófugo se entregó el lunes en el aeropuerto de Ezeiza, muchos recordaron su paso por San Rafael.

Y otra vez el departamento del sur es noticia por este tipo de historias, tan similares a la de Ganancias Deportivas. Incluso ya circula el video de un acto en el que -a medio camino entre las charlas motivacionales y el tono eclesiástico- los referentes de la organización intentaban conseguir adeptos en tierras sanrafaelinas.

Entre esos oradores estaba Batista, tal como puede verse en este material de los colegas de InfoYa:

Embed

De coach carismático a imputado por estafa

Así las cosas, la fiscalía informó esta semana que Batista, quien al igual que el "líder máximo" Leonardo Cositorto se encontraba prófugo, quedó detenido en el aeropuerto de Ezeiza, luego de una catarata de acusaciones en Buenos Aires y Córdoba.

El lunes, la fiscal de Instrucción de la ciudad cordobesa de Villa María, Juliana Companys, recordó que Batista estaba con pedido de captura internacional y que fue “detenido por Interpol al ingresar al aeropuerto de Ezeiza, proveniente de París en un vuelo de Air France”.

El abogado defensor Miguel Ángel Pierri, en contraste, enfatizó que Batista había avisado cuatro días antes que llegaría a la Argentina y que se entregó voluntariamente. Para demostrarlo, compartió en las redes una nota legal que habría presentado ante la Justicia:

Maximiliano Batista 22.jpg

En los próximos días, Batista será trasladado a Villa María. "Agentes federales de la División Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones detuvieron en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza a un hombre sobre quien pesaba un pedido de captura internacional con notificación de índice rojo por el delito de 'Asociación ilícita y estafa'", precisó la Policía Federal en un comunicado.

Batista, de 43 años de edad, está sindicado como el segundo en la estructura de la organización Zoe, que preside Cositorto, quien se mantiene en algún lugar del exterior y también tiene pedido de captura.

Maximiliano Batista 3.v1.jpg
Batista en el momento de entregarse.

Batista en el momento de entregarse.

No se conocen denuncias en Mendoza

Generación Zoe es investigada por los Poderes Judiciales de Córdoba y Buenos Aires por los delitos de estafas reiteradas y asociación ilícita, mediante maniobras de inversiones con el sistema que se conoce como esquema ponzi o piramidal.

La causa suma hasta el momento más de una docena de detenidos, entre ellos cinco efectivos policiales: cuatro de la provincia y uno federal.

Los procedimientos comenzaron el 18 de febrero último, a partir de la denuncia de ahorristas que no recuperaron la inversión, con allanamientos en distintas entidades asociadas, en Villa María y Buenos Aires que, según lo que se conoce de la investigación preliminar, entre marzo y noviembre de 2021 se crearon 14 sociedades comerciales, algunas de ellas el mismo día.

Entre estas están Prioli Construcciones, Generación Zoe, Universidad del Trading y Zoe Construcciones, constituidas el 18 de marzo de 2021, y con movimientos por más de US$ 7 millones detectados hasta el momento.

Zoe vendía -entre otras cosas- autos, hamburguesas y cursos de espiritualidad invitando a que los adeptos trajeran a más miembros con la promesa de otorgarles mayores beneficios.

Cuando explotó el escándalo, Cositorto llamó a un abogado mendocino para preguntarle si tenía denuncias en la provincia. Que se sepa, aún nadie se ha considerado víctima a nivel local, o al menos no lo ha comunicado ante la Justicia.

Eso sí: trascendió que algunos de los referentes mendocinos de Zoe no quieren cerrar la empresa -como ordenó Cositorto desde la clandestinidad-; y pretenden "rescatarla" haciendo que funcione sin incorporar a nuevos inversores.

Ilusiones y estafa piramidal

Se cree que los promotores de Zoe llevaban adelante una estructura tipo Ponzi, una especie de estafa que se basa en hacer que las personas incorporen a más gente a la organización, de modo que los fondos surjan primordialmente de lo que aportan los nuevos miembros y no de la comercialización de productos o servicios.

En efecto, los investigadores comprobaron que, en octubre de 2020, Cositorto canceló una deuda que había sido catalogada como "irrecuperable" por el Banco Central donde figuraba como "moroso e incobrable", agregaron las fuentes del caso.

El juez federal Ariel Lijo ordenó el pasado jueves diez allanamientos en una causa por presunto lavado de dinero del holding Zoe. Uno de los operativos fue en el estudio jurídico del exjuez Héctor Luis Yrimia, asesor jurídico de Zoe, que tampoco se salvó del pedido de captura internacional.

El organismo de Inspección General de Justicia (IGJ) también inició acciones legales en contra de Generación Zoe que se encuentran radicadas en los juzgados nacionales de Primera Instancia en lo Comercial Número 14, Secretaría 28; y Número 26, Secretaría 51.

cositorto 2.png
Desde algún lugar, Cositorto sigue hablando de sus proyectos y los transmite online.

Desde algún lugar, Cositorto sigue hablando de sus proyectos y los transmite online.

Cositorto, el "mesías" perseguido

Cositorto, que continúa prófugo, mantuvo días atrás una comunicación virtual con sus ahorristas y potenciales inversores para anunciar que trabaja en la habilitación de una nueva plataforma y modalidad para continuar con la actividad financiera que, según adelantó, se llamará "Sunrise coach".

“Vamos a empezar de cero para poder continuar con las nuevas ofertas que son muy agresivas”, comprometió Cositorto, y admitió inconvenientes por los “problemas internos” para el reintegro de los fondos a los actuales ahorristas que reclaman la devolución de sus inversiones.

Presuntamente, Generación Zoe prometía ganancias del 7,5% mensuales en dólares, a cambio de una inversión de US$ 500 como negocio inicial.