Sigue en terapia intensiva

El hermano de Giuliana Lucoski aseguró que Ricardo Luna volverá a verla solo si ella pide por él

La exreina de la Vendimia 2016 despertó luego de casi 2 semanas de estar en terapia intensiva en el Hospital Central tras el accidente en moto que tuvo con su novio. Sus familiares aseguraron que responde preguntas apretando las manos y puede mover su cuerpo

Giuliana Lucoski, de 28 años, permanece internada en terapia intensiva en el Hospital Central, con grandes avances en su estado de salud, aunque sigue con pronóstico reservado luego del accidente en moto que sufrió junto a su novio Ricardo Luna (46). El médico pudo visitarla una sola vez en casi dos semanas. Los familiares de la exreina de la Vendimia indicaron que sólo podrá entrar a verla si ella lo pide.

"Mis papás siguen siendo buenas personas y por ella lo dejaron venir una vez, pero nosotros de ahora en más vamos a hablar de Giuliana y de mi familia", expresó Nicolás, uno de los hermanos de Giuliana Lucoski, quien pasa los días en el hospital para acompañar a sus padres y seguir de cerca la evolución de la joven.

Embed

Sobre Ricardo Luna, agregó: "La única forma que entre es que mi hermana pida por él".

Giuliana Lucoski y Ricardo Luna2.jpg
Giuliana Lucoski y Ricardo Luna se iban a casar el 28 de mayo.

Giuliana Lucoski y Ricardo Luna se iban a casar el 28 de mayo.

Luego del accidente ocurrido en la tarde del domingo 8 de mayo, tanto Giuliana como Luna quedaron internados, pero fue ella quien se llevó la peor parte del choque. El médico cirujano fue dado de alta una semana después y el lunes los padres de la joven de 28 años lo dejaron pasar a terapia intensiva para que la viera. Pero esa fue la única vez.

Los avances de Giuliana Lucoski

"El jueves fue muy importante. En la tarde empezó a reaccionar más a un montón de estímulos y preguntas. Ella responde con la mano, si es sí aprieta, de paso los médicos y mis papás le dijeron que moviera el pie izquierdo y lo movió, después que moviera el pie derecho y lo movió. Creo que lo hizo para que nosotros estemos más tranquilos, y la verdad que estamos muy contentos", aseguró Nicolás Lucoski.

Detalló cómo fue que ocurrió ese avance: "Estaba mi mamá y se dio cuenta que ella la empezó a seguir con la mirada, porque mi mamá camina de un lado para el otro. Le dijo: 'A ver Giuli, moveme el pie derecho', y así con todas las partes del cuerpo. Después dijo vamos a ir con las preguntas agarrándole la mano, y le preguntó si se acordaba de mi y apretó la mano, le preguntó si se acordaba de Martín, mi otro hermano, y apretó".

nicolas y giuliana lucoski.jpg
Nicolás Lucoski no se aleja del Hospital Central, donde acompaña a sus padres y sigue de cerca la evolución de su hermana.

Nicolás Lucoski no se aleja del Hospital Central, donde acompaña a sus padres y sigue de cerca la evolución de su hermana.

"Después mi mamá pensó en hacerle preguntas que las respuestas son 'no', para ver si no estaba apretando por apretar la mano, y no apretó. Le preguntó las cosas que eran no y no hacía nada. Fue muy positivo, muy importante", relató emocionado Nicolás.

Contó que también movió los brazos y que en la mañana del viernes estuvo inquieta, movía la cabeza, "se está dando cuenta de la situación. La parte traumatológica está todo bien y en orden, fue una evolución grande. Y que ella esté así en tan poco tiempo, reaccionando bien, favorece mucho a su evolución".

Giuliana Lucoski (18).jpg

Dijo que tiene los ojos abiertos, mira fijo a los ojos de los demás, y sonríe cuando responde preguntas que las respuestas son "sí".

"Ella está hermosa como siempre, su carita no tiene ni un rasguño, ya recuperó el color, volvió a ser ella", recalcó.

Más allá de su evolución, continúa con medicamentos para el dolor y "la duermen muy poco salvo que esté muy inquieta o nerviosa, y así progresivamente hasta que entienda la situación en la que se encuentra ahora", explicó el joven.

►TE PUEDE INTERESAR: Marcelino Iglesias confirmó que pedirá plata a la Nación para reemplazar al Cóndor del Acceso