Se buscará uno más durable

Marcelino Iglesias confirmó que pedirá plata a la Nación para reemplazar al Cóndor del Acceso

El monumento ubicado en Guaymallén quedó sin cabeza después de la tormenta de granizo del 23 de febrero. La comuna llamará a un concurso con ayuda de la provincia y la Nación

Por UNO

Marcelino Iglesias confirmó este viernes que Guaymallén reemplazará al decapitado Cóndor del Acceso por otro monumento hecho con materiales más durables y que para financiarlo recibirá ayuda de la provincia y solicitará apoyo de la Nación. "No íbamos a gastar en algo que se rompa de nuevo", aseveró el intendente.

Fue durante una entrevista con el programa Hora Libre, de Radio Nihuil. Recién vacunado con la cuarta dosis contra el Covid, Marcelino aprovechó para repasar toda la historia de la estatua que perdió la cabeza el pasado 23 de febrero, durante una fuerte granizada que afectó a una franja del Gran Mendoza.

Asunción-Marcelino-Iglesias-28.jpg
Marcelino Iglesias admitió que cuando se cayó la cabeza del cóndor él estaba concentrado en otros asuntos.

Marcelino Iglesias admitió que cuando se cayó la cabeza del cóndor él estaba concentrado en otros asuntos. "Teníamos más de 1700 casas afectadas por la tormenta", explicó.

"El jueves me llamó el gobernador Rodolfo Suarez para ofrecer su colaboración, y también hemos pensado en pedir el apoyo de Nación para conseguir fondos", adelantó el jefe comunal antes de repasar el derrotero del pájaro que marcó durante décadas la entrada a Mendoza.

Iba a ser de bronce

"El 1 de marzo de 1958 se levantó la primera estructura, que es un cóndor medio abstracto. Hoy de tanto verlo no nos damos cuenta, pero es el pedestal que soporta por abajo a la figura del ave. En realidad, durante mucho tiempo esa estructura fue lo único que hubo", recapituló el jefe comunal radical.

Por aquella misma época, se le encargó al artista Juan Cardona que armara un molde para ubicar uno o dos cóndores en el monumento Canota de Villavicencio, justo donde se dividió en dos la Campaña Libertadora de San Martín.

Marcelino retomó: "Por razones que ignoramos no se hizo aquel monumento, pero el molde del Cóndor quedó en un depósito de Vialidad nacional durante casi 20 años. Hasta que un día a alguien se le ocurrió ponerlo arriba del 'cóndor abstracto', es decir de la base".

Cóndor decapitado Martín Pravata 3.jpg
El Cóndor del Acceso, en realidad, está compuesto por dos monumentos superpuestos.

El Cóndor del Acceso, en realidad, está compuesto por dos monumentos superpuestos.

►TE PUEDE INTERESAR: Giuliana Lucoski reconoció a los padres y respondió a los estímulos de los médicos

"El Cóndor del Acceso tiene alas de paloma, no podría volar"

Estaba el molde en el depósito. Eso sí: parece que no tenía alas. "Entonces le pusieron unas alas como de paloma. Le enchufaron esas porque serían las que estaban a mano. Pero los que hemos visto volar a un cóndor sabíamos que este animal del Acceso no podía levantar vuelo", ironizó Marcelino.

A lo largo del tiempo, el molde devenido monumento fue restaurado varias veces. Marcelino opinó: "La verdad es que no era un material para estar a la intemperie. Incluso en 2005 se lo pintó de dorado...

-Era muy feo así- comentó la periodista de Nihuil Agustina Fiadino, entre las risas de su colega Javier Dellamaggiore.

-A lo mejor -respondió Marcelino-. Pero cuando vos vas a París también ves águilas doradas y nadie se pone a decir que las águilas no son de ese color. Lo que pasa es que los mendocinos a veces somos conservadores. Como sea, se lo volvió a restaurar con sus colores tradicionales, en blanco y negro; pero siguió teniendo alas de paloma.

cabeza-del-cóndor.jpg
Cuando se cayó, desconocidos se llevaron la cabeza del cóndor, que luego fue recuperada por gestiones del periodista Marcelo Ortiz.

Cuando se cayó, desconocidos se llevaron la cabeza del cóndor, que luego fue recuperada por gestiones del periodista Marcelo Ortiz.

Últimas lluvias para el cóndor sin cabeza

"Cuando asumimos en 2016 -redondeó el intendente de Guaymallén- fue un año muy lluvioso y la gente reclamaba que restauráramos el monumento. Nos gastamos unos cuantos mangos para hacer otra reparación integral".

Lo cierto es que la estática ave se siguió deteriorando. Finalmente, el 23 de febrero la tormenta de granizo hizo que se le cayera la cabeza.

"El epicentro no estuvo ahí. Pero si hubiera sido esa la zona de mayor intensidad de la tormenta, del cóndor no habría quedado nada", apuntó el entrevistado. "De todos modos, en aquel momento nuestra preocupación no era el cóndor sino las más de 1.700 viviendas afectadas por el agua y la piedra".

Ante el daño que causó la granizada, el municipio pidió presupuestos para otra restauración más: los especialistas avisaron que saldría unos 9 millones de pesos y que no había garantías de que a la larga la figura no volviera a romperse.

"Ahí decidí que repararíamos la base y convocaríamos a artistas, arquitectos, académicos y restauradores para poner un monumento con otros materiales. Lo que se haga, es mejor que dure. Y -esto es una sugerencia- en lo posible que no tenga alas de paloma", finalizó Iglesias.

►TE PUEDE INTERESAR: La nueva vida de las elefantas Pocha y Guillermina a 8 días de llegar a Brasil