El fin de semana extra largo se presentará con calor pero agradable ya que las mínimas se mantendrán por debajo de los 20° y eso garantizará un buen descanso por las noches. Sin embargo, a partir del martes se espera que el termómetro suba y los días podrían ser sofocantes.

El pronóstico indica que, a partir del martes, en Mendoza se iniciará un aumento en las temperaturas. Para el sábado se espera tiempo bueno con vientos moderados y una máxima de 29°.

Te puede interesar...

El domingo será otra jornada agradable de 32° con poca nubosidad pero ya el lunes el termómetro comenzaría una escalada que lo llevaría a superar los 33°. Esto dará paso a que por las noches se registren tormentas y vientos más intensos.

El extenso descanso culminará con temperaturas propias de los veranos mendocinos que se ubicarán por encima de los 34°, la inestabilidad se mantendrá durante toda la jornada con más probabilidades hacia la noche.

Pero la situación se pondría algo más incómoda a partir del miércoles, día en que se podría tranquilamente superar los 36°, mientras que la mínima será de 22°. El jueves mantendría los mismos valores con máximas y mínimas muy pronunciadas.