Un grupo de arqueólogos del grupo First Colony Foundation realizaron un descubrimiento que da esperanza de conocer qué fue lo que pasó en la colonia de Isla Roanoke. Este misterio mantiene perpleja a la arqueología desde hace siglos, cuando una colonia entera desapareció de lo que ahora es Estados Unidos sin dejar rastros.

La historia de la colonia de Isla Roanoke se remonta a 1584, cuando un grupo de 115 colonos ingleses llegaron a ese lugar y se establecieron. Las malas relaciones que tenían con los pueblos locales resultaron en que el líder del grupo, John White, volviera a Inglaterra a buscar ayuda en 1587, dejando a toda su familia -que incluía a la primera bebé inglesa nacida en América- en la isla.

►TE PUEDE INTERESAR: El descubrimiento milenario que hizo un adolescente de casualidad en el desierto

El viaje de White tomó más tiempo de lo esperado debido a los problemas que asolaban a Inglaterra en la época, y que incluían una posible invasión por parte de la Armada Española. Cuando finalmente pudo regresar a la isla, se encontró con la colonia vacía, y una sola pista sobre su posible paradero: un árbol con la palabra "Croatoan" tallada. Ese era el nombre de otra isla ubicada 80 kilómetros al sur.

Las teorías sobre la colonia que desapareció sin dejar rastro

colonia.jpg
Los investigadores realizaron un descubrimiento que los llena de esperanza.

Los investigadores realizaron un descubrimiento que los llena de esperanza.

En los siglos siguientes surgieron un sinnúmero de teorías que intentaron explicar la desaparición de las cientos de personas que formaban la colonia de Isla Roanoke. En un comienzo se hablaba de una masacre por parte de las tribus indígenas o de los españoles, pero nunca se encontró evidencia alguna.

También se pensó que podrían haber intentado volver a Europa con naves pequeñas fabricadas por ellos mismos, una aventura que tuvo un trágico final. Pero quienes más estudiaron el caso indicaron que el desenlace más probable era que simplemente se unieron a las tribus locales y se mezclaron entre su población.

Un descubrimiento que arroja luz al misterio

arqueólogos.jpg
Uno de los misterios es dónde se ubicaba exactamente la colonia perdida.

Uno de los misterios es dónde se ubicaba exactamente la colonia perdida.

Recientemente, miembros de la fundación Primera Colonia realizaron excavaciones en Elizabethan Gardens, un lugar cercano a donde se cree que se ubicaba la Colonia Perdida. Allí encontraron algunas pistas que refuerzan la teoría de que los integrantes de las colonias tuvieron una relación mucho más cercana con los indígenas de lo que se creía.

En marzo de este año encontraron piezas de alfarería de la comunidad de los Algonquinos de Roanoac, y muy cerca, piezas de cobre, como un anillo, que se cree que provinieron de los colonos. Eric Klingelhofer, uno de los investigadores, explicó que "encontrar cerámica doméstica, del tipo que se usa para cocinar, muy cerca de una aparente pieza de joyería nativa americana confirma firmemente que estamos excavando en medio de un asentamiento, y Roanoac es el único pueblo conocido en ese sitio".

►TE PUEDE INTERESAR: El descubrimiento en China que desafía lo que Jurassic Park nos mostró sobre los dinosaurios

"El anillo de cobre indica contacto con los ingleses", agregó Klingelhofer. Este anillo estaba fabricado con técnicas que ni los aborígenes ni los exploradores españoles que llegaron tan al norte dominaban. Lo más probable es que los colonos lo intercambiaron con los indígenas, que le daban mucho valor al cobre.

Este descubrimiento da un vistazo a cómo vivieron los colonos antes de su desaparición. El objetivo de la fundación es saber si estos realmente recorrieron los 80 kilómetros hasta Croatoan, para lo que están preparando nuevas excavaciones.