Arqueólogos finalmente llegaron a un descubrimiento que confirma que una de las historias de la Biblia realmente sucedió. Según explicaron, se encontraron restos del campamento del rey Sennacherib, artífice del asedio de Jerusalén relatado en el libro sagrado, más de medio siglo antes del nacimiento de Jesús.

Qué cuenta la Biblia

amunition-hill.jpg
Así está hoy el lugar donde se cree que estaba el campamento asirio.

Así está hoy el lugar donde se cree que estaba el campamento asirio.

En la Biblia se menciona en varias oportunidades el asedio a Laquis y Jerusalén, pero todavía no se habían hallado pruebas que lo confirmaran.

Una de las menciones asegura que el asedio finalizó cuando "salió el ángel de Jehová, y mató en el campamento de los asirios a ciento ochenta y cinco mil".

Luego de ese momento sobrenatural, el libro II 2 Reyes relata que "Senaquerib rey de Asiria se fue, y volvió a Nínive, donde se quedó".

Los asirios, por su parte, aseguran que la historia fue diferente, y que abandonaron el lugar luego de que el rey Judá les pagara una fuerte suma de dinero.

El descubrimiento que confirma (parte de) la historia

foto-aerea.jpg
La foto aérea que llegó al descubrimiento.

La foto aérea que llegó al descubrimiento.

Stephen Compton, un académico independiente que se especializa en arqueología del Medio Oriente, descubrió al norte de Laquis una estructura de forma ovalada que piensa que pudo haber sido el campamento asirio.

Además de la estructura, el investigador se apoya en que el nombre en árabe del lugar es Khirbet al Mudawwara, y la palabra Mudawwara marca un lugar donde el sultán establece un campamento militar.

►TE PUEDE INTERESAR: El descubrimiento de un tesoro de plata con profundo significado religioso

En relación al asedio de Jerusalén, Compton revisó fotos aéreas del siglo 19, y marcó que en 1881 y 1882 se hallaron ruinas de muros en el sitio llamado Jebel el Mudawwara.

Si bien los arqueólogos de esa época pensaron que se trataba de un campamento romano, el académico asegura que estos eran rectangulares, y las ruinas halladas eran ovaladas.

El nuevo hallazgo fue recibido de manera diferente en la comunidad científica. Mientras que algunos estudiosos piensan que Compton puede tener razón, otros, como David Ussishikin de la universidad de Tel Aviv, asegura que el campamento de Laquis se encontraba al sudeste, no al norte del pueblo.