En las montañas de Montana, Estados Unidos, un descubrimiento paleontológico ha revelado los restos fósiles de un nuevo dinosaurio cornudo, el Lokiceratops rangiformis. Este impresionante ceratopsio es uno de los más grandes de su familia, que incluye al famoso Triceratops y al Styracosaurus.

Descubrimiento único

cráneo.jpg
El descubrimiento de restos fósiles permitió identificar al Lokiceratops.

El descubrimiento de restos fósiles permitió identificar al Lokiceratops.

El Lokiceratops vivió hace 78 millones de años en el continente insular de Laramidia durante el período Cretácico. A diferencia de otros dinosaurios similares, era más grande y pesado.

Los paleontólogos encontraron restos fósiles casi completos de su cráneo, lo que les permitió identificar varias características únicas. Entre ellas, destacan dos grandes cuernos asimétricos, similares a los de un caribú, situados en la parte superior del escudo óseo del cráneo.

►TE PUEDE INTERESAR: El descubrimiento de una mancha en el mar que deslumbró a España y el mundo

El fósil fue hallado en la Formación Judith River en Montana, un depósito fósil que ha producido restos de otros cuatro dinosaurios. Cuando los paleontólogos Joseph Sertich del Instituto Smithsonian y Mark Loewen de la Universidad de Utah comenzaron a reconstruir el cráneo en 2019, rápidamente se dieron cuenta de que estaban ante una especie nunca antes vista.

nuevo-dinosaurio.jpg
Así creen los paleontólogos que se veía la nueva especie.

Así creen los paleontólogos que se veía la nueva especie.

La investigación sugiere que los cuernos y otros adornos del cráneo de los ceratopsios, como los de Lokiceratops, pudieron haber desempeñado un papel crucial en la selección de pareja y el reconocimiento de especies.

Según Sertich, "estos ornamentos craneales son clave para entender la diversidad de los dinosaurios cornudos y demuestran que la selección evolutiva para exhibiciones llamativas contribuyó a la riqueza de los ecosistemas del Cretácico".

Un verdadero gigante

El Lokiceratops es estimado en unos impresionantes 6.7 metros de longitud, con un cráneo de más de 2 metros desde la nariz hasta la punta de los cuernos.

Su peso se calcula en alrededor de 5 toneladas, comparable con los elefantes más grandes de la actualidad. Este dinosaurio gigante habitaba los pantanos del norte de Montana, coexistiendo con otras especies como Probrachylophosaurus, según las reconstrucciones artísticas actuales.

Embed - Author Interview: Lokiceratops rangiformis from the Campanian Judith Riv