Diario Uno Sociedad Ahora 12
Desde agosto

Debuta el plan Ahora 30: qué se podrá comprar en cuotas

El Ahora 30 busca impulsar el consumo en la previa a las elecciones. Será exclusivamente para productos conocidos como "línea blanca"

Por UNO

El Gobierno terminó de negociar con los bancos la puesta en marcha del nuevo "Ahora 12", que será anunciado el próximo lunes como una de las medidas para levantar el consumo popular en medio de la campaña electoral.

El relanzamiento del programa incluirá la posibilidad de financiar en cuotas ya no sólo consumos a 6 y 12 meses, sino también la posibilidad de extender el beneficio a 24 y hasta 30 meses. Es decir, algo que se compre en los próximos días terminará de pagarse durante el mandato del próximo presidente.

Seguir leyendo

Todavía no está definido si volverá también la chance de "comprar ahora y empezar a pagar a los 90 días", algo que sí estuvo en el menú de posibilidades hasta comienzo de año.

La renovación del programa requirió de una ardua negociación con los bancos ya que se negaban a "subsidiar" consumo a largo plazo, en medio de una inflación que se encuentra en el 50% interanual.

Detalles del nuevo "Ahora 12

Los teléfonos celulares quedarán fuera del programa: al Gobierno no le interesa subsidiar consumo de productos que, en definitiva, sólo se ensamblan en la Argentina y que en muchos casos tienen precios superiores a los electrodomésticos o indumentaria, que sí se fabrican en el país.

No todos los rubros podrán financiar a los plazos más largos -de entre 24 y 30 meses- sino que la idea es que puedan utilizarse en aquellos que aseguran producción y mano de obra nacional, como televisores, muebles, juguetes y colchones. Pero fundamentalmente el foco de los planes de cuotas más extensos se enfocará en los electrodomésticos y la línea blanca.

Beneficio. La venta de electrodomésticos también se reactivó ante la posibilidad de comprarlos con cuotas fijas y a un año. Foto: Horacio Altamirano / Diario UNO.

La idea también pasa por beneficiar a algunos de los sectores de la economía severamente golpeados por las restricciones en la pandemia, como la gastronomía, indumentaria, calzados y el turismo.

Miguel Pesce, titular del BCRA, fue el encargado de limar las diferencias. Las entidades financieras se resistían a financiar compras al 25% anual (costo del Ahora 12) cuando la tasa de referencia asciende al 38% anual.

El contraargumento de los funcionarios fue que los bancos perciben esa tasa de interés de parte del Estado -en la colocación de Leliq- pero que tienen gran parte de sus depósitos en cuentas a la vista que tienen una remuneración del 0%. Con lo cual tienen margen para "perder" algunos puntos de rentabilidad cuando financian consumos de sus clientes.

Como parte de la negociación también se acortarán los plazos para que los bancos cobren los consumos de sus clientes. Y se les permitirá a los bancos a utilizar una porción de este financiamiento como parte de los encajes.

Fuente: I Profesional

Temas relacionados: