Alergia, resfrío o coronavirus: cómo distinguir los síntomas. Es la pregunta que muchos se hacen en estos tiempos en que se ven largas colas en hospitales y centros de salud con personas que presentan algunas dolencias y concurren allí para hacerse un hisopado. Por ello en Hora Libre, programa de Radio Nihuil, fue entrevistada la doctora Silvina Salvarredi, médinca clínica y epidemióloga, quien dejó algunos conceptos interesantes sobre esta cuestión que preocupa a la población en general.

"Básicamente, los síntomas que ya todos conocemos son fiebre, decaimiento, dolor muscular generalizado, cefalea severa, nauseas, vómitos, tos y falta de aire, además de la pérdida del olfato y el gusto. Se puede tener todos los síntomas o algunos. Lo aconsejable para hisoparse es tener por los menos tres síntomas", explicó la profesional.

Te puede interesar...

"Mientras tanto -agregó- es fundamental mantener los cuidados de distanciamiento, aireación del ambiente en el que uno está, lavado frecuente de manos y usar barbijo, no tapaboca. El barbijo cubre la boca y la nariz. Si cubre solo la boca, no sirve".

Salvarredi también se refirió a las personas que tienen síntomas propios de la época como picazón de garganta, nariz u ojos y dijo: "Es clave no tener fiebre. Si no se tiene fiebre no hay que ir a hacerse el hisopado porque se corre el riesgo de contagiarse en la fila de espera. Tener fiebre es de 37,5 para arriba. Por eso reitero que hay que tener por lo menos tres síntomas porque si es uno solo, se corre el riesgo de que el testeo dé como resultado un falso negativo. Si no se tiene tres síntomas por lo menos, hay que aislarse para no contagiar a otras personas, cuidarse y esperar la evolución".

La doctora contó que estuvo tres veces aislada y las tres veces fue hisopada y que eso le permitió entender el miedo que cualquier persona puede tener de contagiar a algún familiar o amigo.

Finalmente se refirió a que para hacer actividades al aire libre, como caminar o trotar, el uso del barbijo puede obviarse cuando no se está cerca de otra persona. En ese momento, cuando no hay nadie a una distancia corta, sí se puede bajar el barbijo pero no al cruzarse o a pasar al lado de alguien.