Diario Uno > Sociedad > Mendoza

Cuáles son los 6 planes de vivienda que existen en Mendoza

En Mendoza, hay 5 planes que gestiona el IPV y uno que administra el gobierno Nacional para construcción y refacción de viviendas. Enterate de los requisitos y detalles

No es una novedad que la falta de viviendas es una de las principales falencias del Estado en Mendoza. Si bien ningún gobierno a logrado subsanarlo, actualmente hay en vigencia 6 planes para construcción y refacción de viviendas familiares. De estos, a los 5 primeros se accede a través del IPV mientras que el último es el Plan Casa Propia, que es de administración nacional.

Aquí una descripción de en qué consiste y cómo acceder a cada uno de ellos

Los planes que ofrece el IPV

  • Plan Mendoza Construye I

El plan incluye la construcción de viviendas sociales, y se administra a través de los municipios, quienes son los encargados de priorizar la situación de las familias que más necesitan los créditos. Por este motivo, el requisito principal es estar anotado en el municipio. Con esta línea de financiación de capitales provinciales, se prevé la construcción de 600 viviendas que se levantarán en terrenos propiedad de entidades o del mismo municipio.

  • Plan Mendoza Construye II

Son créditos individuales para viviendas nuevas destinados a familias de clase media. La construcción es en emprendimientos urbanísticos privados. A través de este plan, que cuenta con financiación público-privada, se han entregado 50 viviendas y 353 se encuentran en vías de adjudicación. Si bien para este programa no hay cupos vigentes en la actualidad, la directora del IPV, María Marta Ontanilla, adelantó que ya está prevista una nueva etapa, pero aún quedan algunos detalles para ultimar. Entre otros, con qué entidad financiera se va a operar.

  • Plan Ahorro Previo

Estos créditos, destinados a la clase media, son administrados por el IPV y se manejan de manera similar a los de los autos 0km. Para ellos, sí hay cupos vigentes en la actualidad. Quienes se anotan tienen que tener en cuenta que para comenzar la construcción, deben contar con 36 cuotas pagas (a un valor de 16.000 pesos), o bien con el monto equivalente a esas cuotas (unos 580.000 pesos), además de un terreno con servicios. Si no cuentan con el terreno, sí tienen que demostrar que lo podrán adquirir en el lapso del pago de las 36 cuotas. El crédito se devuelve con el sistema UVA a tasa 0%, y siempre que no abarque más del 20% de los ingresos. Es un plan destinado a familias y personas solteras de más de 35 años, que demuestren ingresos de entre 2 y 8 salarios mínimos, vitales y móviles. Pasado este periodo y con las cuotas al día -que representan un 15% del valor total de la vivienda- los interesados pueden licitar. Si ganan la licitación, el IPV deposita el resto del dinero para terminar la construcción (hasta 4 millones de pesos).

  • Plan Mendoza Activa, línea construcción

A través de este plan se consiguen exenciones fiscales por inversiones destinadas a construcción, refacción y ampliación de viviendas. Está destinado a personas físicas o jurídicas, mayores de 18 años y como principal requisito tienen que presentar un proyecto de inversión para la provincia. Los detalles acerca de quiénes y cómo participar se pueden solicitar por correo electrónico : consultasmendozaactiva@mendoza.gov.ar

  • Programa Argentina Construye Habitar la Emergencia

Es un plan que se financia con fondos nacionales, y está destinado a refacción y mejoramiento de las viviendas, sobre todo de las que se encuentran sin conexión o con conexiones precarias a los servicios básicos.

Para mayor información de cada uno de los planes de vivienda, se puede ingresar a la página del IPV

Casa Propia, un programa del Gobierno Nacional

El presidente Alberto Fernández lanzó la segunda etapa del Procrear, que se denomina Casa Propia. Estos planes son administrados directamente por el gobierno Nacional, por lo que no hay que dirigirse al IPV para consultar por ellos.

Las dos líneas de crédito que están en vigencia son para construcción y refacción de viviendas. Están destinadas a personas de entre 18 y 68 años, argentinas o extranjeras con residencia permanente en el país, contar con DNI vigente a la fecha, que no posean antecedentes financieros desfavorables en los últimos 9 meses y que cuenten con una antigüedad laboral de un año.

Los créditos para refacción requieren un ingreso de entre $25.000 y $175.000 y para construcción entre $53.000 y $175.000.

Línea Refacción

Se pueden realizar arreglos para problemas de condensación y filtraciones debido a la ausencia de aislación térmica e hidrófuga. También realizar terminación de paredes y reemplazo de carpintería. Otros arreglos son recambio de artefactos de iluminación en bocas existentes, seguridad de la instalación expuesta y terminaciones interiores sobre contrapiso existente.

Los créditos que se reciben para refacción son de $100.000, que se devuelven en tres años y en cuotas de $2.882 y de $240.000, que se devuelve en el mismo plazo y en cuotas de $6.917. El desembolso es 50% para mano de obra y 50% para materiales.

Línea construcción

Está destinada a personas que posean un terreno propio. Se financiarán viviendas de hasta 60 m2, cuyo monto máximo de construcción sea de $4.000.000 y a diferencia del Plan de Ahorro Previo del IPV, este no pide un monto inicial de dinero. El crédito se devuelve a 30 años, a tasa 0% y para calcular el valor de las cuotas se aplica la fórmula Hog.Ar.

Para información acerca de cómo inscribirse, se puede consultar la página del programa

Seguir leyendo