Diario Uno > Sociedad > Covid

Covid: se puede prender la estufa si se mantiene la ventilación

El Conicet asegura que se puede prender la estufa en un ambiente si se mantiene una ventana con 5 centímetros de apertura para prevenir contagios con Covid

Calefaccionar los ambientes no implica mayor riesgo para el contagio de Covid-19 mientras el espacio cuente con ventilación permanente y cruzada, aseguraron los especialistas, e insistieron en que el mejor modo de confirmar si la renovación de aire es la adecuada es con la medición del dióxido de carbono (CO2).

Jorge Aliaga, físico e investigador de Conicet explicó a Radio Nihuil, que si el ambiente está bien ventilado se puede prender la estufa sin problema. El especialista dijo: "Lo importante es ventilar, siempre, porque al reemplazar aire interior por aire exterior, si la ventilación es adecuada, la concentración de aerosoles se reduce rápidamente por dilución", precisó.

"No es necesario abrir todas las ventanas completamente, es la mismo que hacemos en casa cuando queremos sacar el olor del cigarrillo o de un bife. Se abre un poquito una ventana y se deja una puerta abierta, aunque dé a un pasillo, y con eso es suficiente para que corra el aire y se haga ventilación cruzada ". ejemplificó el especialista.

"Es muy importante entender que la ventilación necesaria depende del tamaño del lugar, de la cantidad de gente y de la actividad que estén realizando. Y en ese contexto, la medición del dióxido de carbono es una herramienta muy efectiva para disminuir el riesgo", concluyó.

En el mismo sentido han opinado otros especialistas del Conicet: "Ventilar es la medida más importante para evitar que se acumulen aerosoles en el ambiente y que se produzcan contagios a distancia de una persona infectada", explicó a Télam Andrea Pineda Rojas, investigadora del Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (CIMA) y del Conicet.

Cómo se puede ver el aire viciado

Aliaga explicó durante la entrevista que la mejor manera de chequear si la ventilación es adecuada en un aula o una sala es hacer la medición con un aparato que mide la cantidad de dióxido de carbono que hay en el aire. Cuando es un espacio totalmente cerrado hay varias personas, el aire se vicia, todos terminan respirando el mismo aire y eso produce contagios de enfermedades, no sólo Covid. Por eso medir el nivel de dióxido de carbono, es muy útil.

No hace falta tener un medidor en forma contínua en una misma sala o aula, sólo es suficiente con hacer una medición periódica, amplió.

El especialista remarcó que encender el equipo de aire acondicionado no sirve para renovar el aire, porque sólo hace recircular el aire que está en el ambiente. Las estufas de tiro balanceado, que tienen conexión con el exterior, tampoco sirve como una alternativa para mantener ventilación.

Tampoco se ventila haciendo funcionar el ventilador, por la misma lógica, porque sólo recircula el mismo aire explicó el físico investigador del Conicet.

La DGE explica cómo ventilar

Incluso la DGE dio a conocer un protocolo que detalla todos los consejos que coinciden con lo que manifiestan los especialistas.

En el protocolo se destacan dos aspectos fundamentales, por un lado alientan a hacer ventilación cruzada, es decir abrir dos lados diferentes del aula, por ejemplo una puerta y una ventana, para favorecer el movimiento del aire. Siempre es preferible buscar la forma de que el aire circule.

El otro punto que plantea el protocolo es cuánto hay que abrir las ventanas. Para una correcta ventilación basta con tener las ventanas abierta 5 centímetros y no hace falta más que eso.

Los especialistas también avalan estos consejos y sostienen que mientras las ventanas estén abiertas unos pocos centímetros en forma permanente es suficiente para garantizar la renovación del aire.

Seguir leyendo