Con sus puertas cerradas desde el inicio de la cuarentena, como todas las salas del país, el anexo de San Martín del Casino de Mendoza seguramente afrontará otro cambio importante. Hay una intención concreta del gobierno municipal de impulsar a que la sede se mude fuera del centro de la ciudad y ya habría un lugar elegido para su nueva ubicación.

Te puede interesar: Coronavirus en Mendoza: más de 20 jóvenes detenidos en una juntada clandestina en Maipú

Desde que inició la cuarentena a fines de marzo el Casino de San Martín, como los demás, está cerrado. Sus empleados están cobrando sus haberes en dos partes, una pagada por la empresa administradora y otra con aporte del Gobierno Nacional.

Además de la incertidumbre que produce el no saber cuándo y de qué manera se retomará la actividad, se suma otra incógnita en la sede San Martín del Casino: La prórroga de su habilitación en el lugar actual vence en agosto del año próximo.

 En forma más o menos directa, hay un interés del gobierno municipal de renovar la habilitación, pero fuera del centro de la ciudad.

La sede actual está instalada desde hace años en pleno corazón de la ciudad de San Martín, en la calle 9 de Julio, en la misma cuadra del principal supermercado céntrico, a metros de una de las principales farmacias y a poca distancia del único cine y de la plaza principal.

Te puede interesar: La letra chica del decreto de la cuarentena en Argentina

El objetivo es que el casino se instale en la periferia, cerca de un acceso a la ciudad. Hay un lugar que se analiza como el más factible: la zona cercana a Avenida Eva Perón (Ex Costacanal Montecaseros) y Ruta 7.

Allí, además de darse las condiciones primeras, también hay un hotel de alta categoría, cosa que completaría los requerimientos y necesidades.

Días atrás, en declaraciones al medio local Radio Regional, el intendente Raúl Rufeil dijo que “la intención clara es descomprimir el centro, no podemos tener el Casino cerca de la farmacia, el supermercado y un banco, con la cantidad de personas que sabemos van a los casinos. El centro ya está colapsado, debemos descomprimir, por lo tanto buscamos ver dónde se puede instalar, un lugar que esté alejado de la urbe como están instalados los casinos en otras ciudades”.

Además de la necesidad de “descomprimir”, también está la inquietud por no tentar con el juego a las personas.

Te puede interesar...