Embed      

Decir que la situación económica que viene generando la pandemia mundial por coronavirus y la cuarentena que han llegado a detener varias actividades económicas es casi un mantra. Pero cada actor de la sociedad vive este mal momento de manera distinta. Y los empleados de comercio de Mendoza no la están pasando nada bien. Desde el gremio denunciaron recortes de sueldos y suspensiones y alertaron que lo peor se producirá en mayo cuando haya que pagar los sueldos de abril.

Te puede interesar: Estuvo 9 días con fiebre, no le hicieron el test del coronavirus y cuando le pusieron el respirador ya era tarde

Desde el gremio, el Centro Empleados de Comercio (CEC), su secretario general, Fernando Ligorria, evaluó la difícil situación. "Estamos en una situación complicada. Por un lado, tenemos la situación de los que están dentro de las actividades consideradas esenciales, que tienen que trabajar; y por otro lado los que no entran dentro de esa calificación y no están trabajando", dijo el gremialista mendocino.

 Embed      

"Esta actividad viene ya con una problemática que estaba un poco golpeada y que venía retomando muy de a poco un camino a recomponerse. Pero esto para todos es algo nuevo, desconocido y que no lo esperábamos, nos ha golpeado bastante en todo sentido", evaluó Ligorria desde un plano general.

El rubro del comercio tiene varias caras en esta situación de aislamiento, y un punto en común: la crisis y la recesión. "Estamos teniendo alguna problemática con la gente que no está trabajando, que en muchas de las empresas están aprovechando la oportunidad para no pagar sueldos. Algunos con una realidad que depende de los ingresos, otros no están teniendo consideración y están vulnerando un derecho del trabajador, ya que sabemos que la remuneración tiene carácter alimenticio", consideró el secretario del CEC.

Denuncias e incumplimientos

Si bien, se ha buscado apelar a la buena voluntad de todos los actores, y a ceder cada uno para palear el grave momento, hay excepciones y esto genera fricciones. "Tenemos denuncias de empleados de una cadena de electrodomésticos nacional y otros de una casa de indumentaria deportiva que están en vilo porque les han pagado sólo el 30% del sueldo y en algunos casos han emitido suspensiones, algo que no está permitido legalmente", explicó el sindicalista, que agregó: "En su mayoría la gente ha cobrado su sueldo, ya que esto comenzó a mediados de marzo. El problema va a explotar en mayo, cuando deban cobrar las remuneraciones de abril".

Respecto a los problemas que generará una inminente extensión de la cuarentena, que arrancó el pasado 20 de marzo, Ligorria dijo: "Si bien aún no está oficializada, todo apunta a que va a ser así, tendremos que esperar qué actividades van a recuperar la normalidad, dentro de esta idea de ir permitiendo gradualmente la reactivación de la economía, e iremos viendo si esto de alguna manera ayuda a los empleadores pymes para ir sosteniendo las fuentes de trabajo".

“No tenemos aún una estadística debido a la dinámica de esto que está pasando, es una problemática que va cambiando día a día. Esto obliga a ir tomando otro tipo de decisiones que afectan a lo económico, ver de qué forma se resguarda al trabajador" “No tenemos aún una estadística debido a la dinámica de esto que está pasando, es una problemática que va cambiando día a día. Esto obliga a ir tomando otro tipo de decisiones que afectan a lo económico, ver de qué forma se resguarda al trabajador"

Fernando Ligorria, secretario general del CEC

Al consultarle al líder gremial de los trabajadores comerciales si han podido hacer estadísticas sobre la situación de sus afiliados, Ligorria expresó que "hoy tenés un decreto nacional, mañana un decreto provincial, una resolución administrativa y que van modificando minuto a minuto las situaciones, y la verdad que nosotros estamos más preocupados en ponernos al tanto de lo que legalmente corresponde hoy para poder defender a los trabajadores".

"No podemos llevar estadísticas además porque solo estamos trabajando los dirigentes por tener empleados también afectados al aislamiento, salvo los que están afectados a la salud, que están, como todos los demás poniéndose en riesgo al contagio, ellos, sus familias, para poder cumplir con lo que necesitan los trabajadores afiliados", dijo.

No todo es recesión

Haciendo hincapié en la diversidad de panoramas que abarca una actividad tan variada como el comercio, Ligorria comentó que hay un sector que no solo no ha mermado los planteles de trabajadores, sino que los ha aumentado.

"Hay actividades, como los supermercados, donde en algunos casos hasta han tenido que contratar personal, para cubrir a los exceptuados de trabajar, como los mayores de 60 años, embarazadas, enfermos crónicos, que en todo su derecho están exentos, y han tenido que completar las dotaciones, y la gran demanda lleva a todo eso. Recordemos que también están habilitados los corralones que venden materiales de construcción, las ferreterías, etc. Hay una actividad que tiene movimiento y que pueden trabajar con todo su personal", concluyó el secretario general del CEC.

Dejá tu comentario