Sociedad | coronavirus | contagios | Virus

Coronavirus: el peligro del incumplimiento de los jóvenes

Un especialista de Córdoba analizó los brotes y rebrotes de coronavirus en Argentina y señaló que el incumplimiento es la principal causa de contagio

Científicos de todo el mundo han encontrado un nuevo desafío frente a la pandemia de coronavirus cuyos primeros casos ocurrieron en China en diciembre del 2019. Aún con más dudas que certezas, especialistas analizan este evento que, sin dudas, marcará la historia. No sólo el comportamiento del virus está bajo análisis sino el de toda una sociedad inmersa en un evento sin precedentes.

Según la Organización Mundial de la Salud, las cinco pandemias más letales de la historia han sido: viruela, sarampión, la mal llamada "gripe española", la peste negra, y el VIH (1981). Todas ellas causaron miles de contagios y muertos y cada una tuvo características y contextos específicos.

Te puede interesar...

La actual pandemia de coronavirus también las tiene y estas van acompañadas con ventajas y desventajas. El lado negativo es el altísimo grado de interconexión que hay en el mundo actual esto hizo que, por ejemplo, en solo cuatro meses el coronavirus llegara de China a Argentina. Desde lo positivo se analiza el desarrollo científico y tecnológico que ha permitido la rápida producción de vacunas.

Pero este tipo de hechos tienen varias aristas y deben ser analizados multidiciplinariamente. Es que, el comportamiento de la sociedad es otro de los factores fundamentales que pueden alentar o disminuir el ritmo de contagios.

Axel Tomas, médico, profesor y investigador de la Universidad de Córdoba, advierte justamente sobre las repercusiones negativas que han tenido las conductas negligentes de los ciudadanos en el surgimiento de brotes o rebrotes de coronavirus en Argentina.

El especialista que forma parte del Centro de Medicina Tropical de la Facultad de Ciencias Médicas llevó adelante un relevamiento sobre la dinámica y comportamiento del virus en distintos países.

"Es un patrón que se repite en todo el mundo y ahora lo vemos de la mano de los rebrotes que están ocurriendo en Europa o Asia. La dinámica del virus que ahora tiene a muchas provincias del interior con contagios récord está ligada a inconducta. Es decir, que la gente omite las recomendaciones sanitarias o no sigue las conductas preventivas, entonces convoca a fiestas clandestinas, partidos de fútbol o reuniones populosas", detalló el profesional señalando que esta es una de las causas por la cual se propaga la transmisión del coronavirus.

Uno de los casos que fomenta su hipótesis es Jujuy ya que esta provincia alcanzó a estar 100 días sin contabilizar nuevos casos pero actualmente está con su sistema sanitario colapsado.

"Este es un virus que tiene una tasa de contagio muy alto y es muy transmisible. En el caso de Jujuy, una persona migró desde Bolivia, otra llegó desde Buenos Aires. Así fue como arrancó nuevamente con fuerza el virus hasta llegar a una situación sanitaria tan compleja como la actual", explicó Tomas.

Pero no se trata solo de una particularidad argentina, según el especialista, en Europa la situación se puede dividir en dos momentos: "En un comienzo se relativizó la situación epidemiológica con controles muy laxos. Independientemente de esto, después se subestima el fenómeno y se hace una rápida reapertura, con la autorización del turismo y otras actividades con grandes convocatorias".

Los números del otro lado del mundo refuerzan estos argumentos ya que España, Francia y Corea del Sur están mostrando un importante incremento en las cifras de nuevos pacientes.

Los más jóvenes, a la cabeza de los contagios

"Hay un estudio alemán, publicado recientemente, que dice que los que están motorizando la infección en esta segunda ola europea son los jóvenes que van de los 14 y 34 años. Justamente, esta es la franja etaria más rebelde al cumplimiento de las medidas sanitarias. Actualmente ya se llevan contabilizadas en Alemania más de 90 marchas de jóvenes que se niegan al uso de las máscaras", explica Tomas y agrega que, en base a estos datos, el país que encabeza Ángela Merkel ha rediseñado su estrategia para redirigirla hacia este sector de la ciudadanía.

Además indicó: "Se cerraron las plazas, los bares y todos los espacios en los que se puedan registrar aglomeraciones. Esto esta ocurriendo en todo el mundo. Corea del Sur fue uno de los países más eficientes en su combate contra el coronavirus pero ahora debió aumentar los castigos punitivos para quienes incumplen las medidas debido al aumento de casos".

A nivel local este tipo de conductas se repiten. Así lo demostraron los recientes videos que mostraron las gran aglomeraciones en el cerro Chapelco y las burlas a la cuarentena. También la enorme cantidad de público que recibieron los bares de la Ciudad de Buenos Aires en donde pocos cumplían con el distanciamiento social.

"Muchos están lejos de respetar los protocolos y es ahí donde hay que hacer foco porque son los puntos que están motorizando el ascenso de los casos. Esta es una pandemia que debe ser monitoreada a diario debido a la característica de los asintomáticos", se explaya.

Es la característica de los asintomáticos y gran transmisibilidad de este virus lo que hace esta pandemia especial: "Las epidemias anteriores causada por un coronavirus fueron las del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) o síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y se lograron combatir exactamente con las mismas herramientas sanitarias. Es decir, aislamiento, profilaxis, lavado de manos, uso de la máscara facial y distanciamiento".

"Ahora todo esto no está dando resultados. La razón es la característica epidemiológica única de este virus que hace que un gran porcentaje de la población pueda estar bien y, sin embargo, esté contagiada y contagiando. Es por eso que se debe evitar las gran aglomeraciones en lugares cerrados o poco ventilados", finaliza Tomas.