Diario Uno > Sociedad > Coronavirus en Mendoza

Coronavirus en Mendoza: No habrá reuniones familiares hasta que bajen los contagios

Suarez confirmó que seguirán restringidas las reuniones familiares y sociales en lugares privados hasta que se logre bajar la curva de contagios de coronavirus en Mendoza.

Las reuniones familiares o de amigos deberán esperar un tiempo más, así lo confirmó este jueves el gobernador Rodolfo Suarez. Al mismo tiempo, descartó que se vayan a implementar más restricciones por el coronavirus en Mendoza y apeló a cuidar las actividades económicas que se han puesto en marcha.

Te puede interesar...

"Muchos de los contagios tienen que ver con jóvenes que se juntan. También hay casos relacionados con reuniones familiares que se hacen a pesar de las restricciones", aseguró Suarez durante un acto de entrega de viviendas en Maipú.

Tras el nuevo récord de 340 contagios que se informó el miércoles, el gobernador reiteró la importancia del autocuidado: "El Estado no puede estar en todo lados. Lo venimos diciendo hace tiempo. La conciencia dejó de ser individual para ser colectiva de cada una de las acciones que tenemos".

Con estos argumentos, el mandatario descartó que el retorno de los encuentros en lugares privados sea en un futuro cercano. "Hay que aplanar la curva", indicó.

A pesar de que esta prohibición se mantendrá, Suarez descartó un posible retorno a fase 1, tema que varias veces se ha puesto en discusión debido al rápido incremento de contagios que se han registrado en Mendoza.

"Tomaremos restricciones cuando el sistema esté colapsando y ojalá que el hecho de tomarlas sirva para frenar los contagios porque, a esta altura, ya no sé si sirven", señaló enfático el gobernador.

Como tarea para paliar la exigencia que está viviendo el sistema de salud, desde el Gobierno se han comenzado a incorporar camas en los diferentes hospitales públicos. "Hemos aumentado las camas en el Hospital Central y estamos trabajando con el sistema privado de salud. Sumamos también a 70 personas en un sistema telefónico para monitorear a quienes se encuentren en sus casas con síntomas leves", detalló Suarez antes del encuentro virtual que mantuvo con el presidente Alberto Fernández.

Es que, uno de los puntos que genera mayor preocupación es el económico y el mal momento que pasan las cuentas públicas de Mendoza. “Cerrar la economía significa que mucha gente pierde el sustento para poder vivir”, expresó el mandatario y sumó que la provincia se encuentra en una situación "crítica".