Ante el temor que genera el aumento de contagios de Covid en la provincia, una de las principales quejas de los usuarios del transporte público es la cantidad de personas que viajan por colectivo, provocando aglomeraciones sobretodo en los horarios pico y la falta de ventilación en ellos. Atentos a ese reiterado pedido, desde la Secretaría de Servicios Públicos confirmaron que este miércoles se conocería la resolución con el protocolo de ventilación que regirá para todos los colectivos.

"El protocolo establece que cada empresa debe señalizar con un cartel dentro del colectivo cual es la ventana, por lo menos una contraria a la puerta, que deberá permanecer abierta durante todo el viaje. Si bien son protocolos que veníamos pidiendo, la realidad es que el colectivo sale del control con las ventanas abiertas y luego los pasajeros son los que manejan las ventanas porque el conductor está aislado en la cabina", aseguró el secretario de Servicios Públicos, Natalio Mema, en diálogo con Primeras Voces de Radio Nihuil.

Te puede interesar...

Según el funcionario y basándose en la experiencia de lo que ocurrió con el transporte público el año pasado, que no dejó de funcionar en la provincia en plena pandemia, esos colectivos "no fueron fuente demostrada de contagios, eso lo vimos en la cantidad de conductores contagiados, que prácticamente no hubo contagios mientras desarrollaban sus tareas y eso nos marca la posibilidad de seguir con el transporte", apuntó.

WhatsApp Image 2021-04-06 at 14.02.04.jpeg

Tal y como viene haciendo el Gobierno mendocino en cada una de sus comunicaciones, e incluso con una campaña publicitaria, Mema se plegó al pedido del "cuidado personal de cada usuario arriba del colectivo" y admitió que el Gobierno sabe que existen horarios en los que se dan las aglomeraciones "y hemos aumentado las frecuencias en esos horarios, pero nunca vamos a poder tener un colectivo cada 7 personas, eso es imposible".

Respecto de las desinfecciones que se comenzaron a hacer en los colectivos el año pasado, Mema aseguró que se siguen haciendo con personal de Iscamen y que las empresas también contribuyen con sus propias desinfecciones, "pero hay colectivos que tienen recorridos más largos y pasan 4 o 5 horas sin volver al control, por eso se demoran y otros con recorridos más cortos, que logran parar cada una hora u hora y media para hacer las desinfecciones en el control".