Diario Uno > Sociedad > hotel

Cómo se preparó un hotel para recibir pacientes con Covid

Miriam Pierobón de El Torreón, explicó cómo se preparó ese hotel céntrico para recibir pacientes con Covid-19 dentro de la crisis y falta de cama en hospitales

La premura de conseguir más lugares donde poder atender a los contagiados de Covid-19 en esta segunda ola de la pandemia, ha llevado a tomar medidas e improvisar centros de atención, como el caso de los hoteles, que debido a la falta de turismo, tienen disponibles dependencias para ser usadas como cetros de internación. Miriam Pierobón, del hotel El Torreón, de la capital mendocina, contó cómo ha sido convertir el establecimiento de calle España en un hospital.

En diálogo con el programa Te digo lo que pienso, que se emite por las mañanas en Radio Nihuil, Pierobón, que lleva 23 años trabajando ahí, contó cómo comenzó la conversión temporaria del hotel para comenzar a recibir pacientes apenas lo dispongan las autoridades sanitarias. “Nosotros comenzamos a trabajar en esto ya el año pasado, con los repatriados, y después estuvimos los últimos meses como extra hospitalarios", comenzó diciendo la hotelera.

Te puede interesar...

"La situación para los hoteleros está bastante difícil, y en el centro ya hay más de un hotel que tuvo que cerrar. El año pasado, y dada la necesidad, y que estuvimos trabajando muy bien con el Ministerio de Turismo, se nos dio la posibilidad de brindar también nuestros servicios al Ministerio de Salud", explicó Miriam sobre la situación que los empujó a aceptar este cambio.

Cómo se acondicionó un hotel como hospital

Consultada Miriam sobre los trabajos de acondicionamiento, contó: "Estuvimos investigando cuales eran los protocolos, porque no hay nada completamente elaborado al respecto, es todo nuevo para todos, y más para nosotros, que no estábamos en el tema. Así que desvestimos todas las habitaciones, seguimos todas las indicaciones que nos dio el personal de salud, para que quedara todo fácil para desinfectar. Los pisos no tienen que tener nada (alfombras); las paredes igual, así que sacamos los cuadros y adornos, veladores que no hicieran falta; todo lo que fuera decorativo", detalló.

"La experiencia fue buena, trabajamos con un gran equipo, tanto en la parte de limpieza, desinfección o salud, todo lo que implica este trabajo y que la mayoría de la gente desconoce", agregó Pierobón.

Respecto al equipamiento extra, la empleada hotelera explicó: "Las camas tienen equipos portátiles de oxígeno. Por lo que escuchamos decir a las doctoras, aquí vendrán pacientes que no tengan gran complejidad. Los que están en recuperación o los que tienen síntomas más leves y pueden ser atendidos acá. Cuando ha habido algún caso complicado, ha venido una ambulancia y se lo han llevado al hospital".

Respecto al rédito económico que obtendrán con esta conversión temporaria, Miriam aclaró: "Esto sólo ayuda a seguir adelante. No vamos a ganar nada, seguimos manteniendo para no tener que despedir personal, para pagar los gastos y los impuestos", dijo, y agregó: "Tenemos 10 empleados. Esta es una empresa familiar, estamos con el administrador, y yo que me encargo de las reservas y organización. Yo ingresé a este hotel hace unos 23 años", señaló Miriam.

Sobre la complicada situación de la gastronomía y la hotelería, se le consultó para cerrar la nota a Miriam, si habían pensado en cerrar sus puertas. "Hace un año que venimos pensado todos los días en cerrar. Con los ATP, si bien es una ayuda, y sólo para los empleados. Todo lo que son los gastos y los impuestos, siguen igual. Ahí no hubo ninguna disminución. La Municipalidad de la Capital sí tuvo la deferencia de hacer una reducción en las tasas, y eso nos ayuda un poco", explicó Pierobón para concluir.