Las autoridades chinas aprobaron la primera patente de una vacuna contra el coronavirus, con la esperanza de que pueda ser fabricada en masa a corto plazo en caso de que empeoren los datos de infectados en el país, que acumula más de 89.400 casos.

La agencia de protección intelectual aprobó la patente de una vacuna creada por la Academia de Ciencias Militares y la empresa Cansino Biologics y que ya fue en marzo la primera en entrar en la fase de ensayos clínicos, según la agencia de noticias Xinhua.

Te puede interesar: Qué zonas vuelven a la fase 1 desde hoy con la publicación del decreto de la cuarentena

 Embed      

La vacuna, que superó las dos primeras fases, ya habría demostrado crear inmunidad frente al virus en roedores.

Te puede interesar: Coronavirus: la vacunación masiva en Rusia comenzará el mes próximo

La Ad5-nCoV

“La patente es una garantía que confirma la eficacia y seguridad de la vacuna que genera una fuerte respuesta inmune celular y humoral en poco tiempo. Esta vacuna usa un adenovirus del resfriado común (Adenovirus tipo 5, Ad5-nCoV) para introducir en las células humanas información genética del coronavirus, con las instrucciones para fabricar solo algunas de sus proteínas virales y generar una respuesta inmune sin riesgo de padecer la enfermedad". “La patente es una garantía que confirma la eficacia y seguridad de la vacuna que genera una fuerte respuesta inmune celular y humoral en poco tiempo. Esta vacuna usa un adenovirus del resfriado común (Adenovirus tipo 5, Ad5-nCoV) para introducir en las células humanas información genética del coronavirus, con las instrucciones para fabricar solo algunas de sus proteínas virales y generar una respuesta inmune sin riesgo de padecer la enfermedad".

Te puede interesar...

El comunicado de CanSino.

La vacuna fue desarrollada por el Instituto de Biotecnología de Pekín y la biofarmacéutica china CanSino Biologics.

La Ad5-nCoV utiliza un virus debilitado del resfriado común -un adenovirus tipo 5- para introducir material genético del coronavirus dentro del cuerpo humano.

Su objetivo es entrenar al cuerpo a que produzca anticuerpos que reconozcan la proteína del coronavirus SARS-CoV-2 y lo combatan.

 Embed      

La carrera por la vacuna

La pandemia de coronavirus, que se originó en diciembre pasado en la ciudad china de Wuhan, suma a nivel global más de 21,7 millones de casos y casi 776.000 fallecidos.

La diseminación global del virus Covid-19 derivó también en una carrera por la obtención de una vacuna eficaz.

Rusia se convirtió la semana pasada en el primer país en informar del registro y la fabricación de una vacuna, bautizada como Sputnik V, nombre emblemático que remite a la Guerra Fría con Estados Unidos, que salió rápidamente a decir que prevé tener su vacuna para fines de este año.

La Fase 3

La seguridad y efectividad de la vacuna china deberán confirmarse en la fase III del ensayo, que está previsto que se desarrolle en Arabia Saudita.

CanSino también está en conversaciones con otros países como Rusia, Brasil y Chile para realizar allí la fase 3.

Ninguno de los participantes de los ensayos estuvo expuesto al virus tras la inoculación y aún es muy temprano para saber si la vacuna protege o no contra el virus.

 Embed      

Diferencias entre las vacunas de Rusia y China

  • Los ensayos clínicos

Los datos de la fase III de la Sputnik V, la vacuna rusa, no han sido publicados y se desconoce si se ha realizado esta fase, que requiere a miles de voluntarios para demostrar su eficacia y detectar posibles efectos secundarios.

El proyecto chino ya está en su tercera fase de pruebas, que es la última antes de su implantación. Se ha probado con militares de un ejército que cuenta con más de dos millones de personas.

  • La OMS no contaba con la vacuna rusa

A principios de agosto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció seis proyectos de vacuna que estaban muy desarrollados y en esa lista no estaba la rusa, pero sí la que acaba de patentar China.

  • Diferentes métodos

Los investigadores de la Sputnik V han utilizado vectores virales con los que se engaña al sistema inmunológico, como si fuese un cebo. Para el sistema inmunológico, esta vacuna parece un virus muy peligroso, por lo que se genera una respuesta inmune bastante fuerte.

La vacuna China, usa un adenovirus del resfriado común (Adenovirus tipo 5, Ad5-nCoV) para introducir en las células humanas información genética de este nuevo virus y generar una respuesta inmune sin riesgo de padecer la enfermedad.

  • Patentada y registrada

China ha patentado la vacuna y Rusia la ha registrado. Los asiáticos protegen este producto o invento y ninguna persona puede utilizar esa tecnología, sin previo consentimiento del titular.

El Gobierno ruso registró la vacuna como marca (Sputnik V) para diferenciarse.