Diario Uno Sociedad Efemérides
Efemérides

Por qué se celebra en Mendoza el Día del Padre el 24 de agosto

Por UNO

No es secreto para ningún argentino el motivo por el cual al general José de San Martín se lo considera el Padre de la Patria. Pero no todos saben porque en Mendoza se celebra el Día del Padre el 24 de agosto, y mucho menos en el resto del país. Es que en esta tierra cuyana el Libertador vio nacer ese día de agosto de 1816 a su único vástago, Mercedes Tomasa, cuando dio a luz su esposa María de los Remedios Escalada, mientras comenzaba a materializar el sueño de liberar a la América del Sur.

Te puede interesar: Analizan extender el beneficio de la tarjeta Alimentar para jubilados y pensionados

Gracias a la impronta de una docente, la profesora Lucía Zuloaga de García Sada en 1953, la idea de elegir esta fecha para celebrar al Padre de la Patria y a los padres mendocinos tuvo eco en la Dirección General de Escuelas (DGE), bajo la Resolución 192-T-53, y esta jornada se incluyó como festejo dentro del calendario escolar. En 1958 habían propuesto a nivel nacional que el 24 de agosto fuera el día elegido para homenajear a los padres, pero la iniciativa quedó en la nada.

Te puede interesar: San Rafael. Juani, un superhéroe mendocino que interpretó toda la vida de San Martín para una tarea escolar

 Embed      

Finalmente, en 1986, se sancionó aquí la Ley Provincial N° 5131 que declaraba oficialmente al 24 de agosto como el "Día del Padre en Mendoza", en contraposición a la tradicional celebración comercial, impulsada en 1909 en Estados Unidos por Sonora Smart Dodd, quien decidió homenajear a su padre, Willian Dodd: un veterano de la guerra civil estadounidense, y el gobierno de Lindon Johnson la oficializó el aquel país del Norte en 1966, siendo al poco tiempo adoptada aquí, en un alarde de respeto a las tradiciones locales.

 Embed      

Mucho arraigo tiene en Mendoza la tradición sanmartiniana, ya que el general llegó aquí en 1814 con su joven esposa, nombrado Gobernador Intendente de Cuyo, cargo que había solicitado para comenzar a construir sable por sable y soldado por soldado al glorioso ejército que liberaría definitivamente a nuestro país y a Chile, y daría el primer grito de libertad en Perú.

José Francisco de San Martín vio nacer a su única hija en la casa en que vivía con María de los Remedios, sobre la actual calle Salta 343, en la Cuarta Sección -La Cuarta de Fierro- y siempre llamó a su hija Mercedes como la "infanta mendocina", por si hacía falta algún argumento más.

Temas relacionados: