El coronavirus y sus derivaciones siguen incidiendo en la Justicia mendocina: el juicio por jurado popular por el asesinato de Norma Carleti que debía comenzar el lunes 19 fue reprogramado para el miércoles 28 de abril porque el auditorio de Tunuyán está siendo utilizado como vacunatorio.

Por esto, el proceso que tiene como acusados al ex senador radical Leonardo Hisa -ex esposo de la víctima- y a tres integrantes de la familia Guerrero se desarrollará en las instalaciones del Batallón de Ingenieros del Ejército Argentino, en la localidad Campo de los Andes, a casi 20 kilómetros del centro de Tunuyán.

Previamente, los días lunes y martes 26 y 27 de abril se realizarán las audiencias de selección del jurado popular. Esta instancia sí se desarrollará en el auditorio municipal por una razón clave: deberán participar 96 personas cuyo traslado a Campo de los Andes resulta oneroso y complejo y por lo tanto impracticable.

El juez David Mangiafico tendrá a cargo la conducción técnica del juicio por jurado popular pero también la audiencia de selección de los días 26 y 27 que terminará por definir quiénes serán los 16 ciudadanos (12 titulares y 4 suplentes) que al final del debate decidirán si los Guerrero e Hisa son culpables o no del crimen de Carleti.

El crimen sucedió en marzo de 2018 en la casa de la víctima, que vivía sola. Recibió más de 30 cuchilladas.

Hisa y los Guerrero están acusados de instigar, facilitar y cometer el asesinato respectivamente.

El ex legislador radical estuvo preso en una penitenciaría y por razones de salud, física y psicológica, le concedieron el beneficio de la prisión domiciliaria.

Durante semanas se especuló que el debate se haría fuera de Tunuyán, sin embargo se hará en ese departamento porque ninguno de los acusados pidió que el juicio fuera llevado fuera de la jurisdicción donde ocurrió el crimen.

Seguir leyendo