Diario Uno > Judiciales > Leonardo Hisa

Leonardo Hisa: "Pensé en matarme pero mis hijos creen en mi inocencia"

El ex legislador Leonardo Hisa, acusado de ser el instigador del crimen de su ex esposa Norma Carleti, reapareció públicamente este viernes asegurando que es inocente y que sus hijos creen en eso, pero que desde que se produjo el hecho ha pensado en suicidarse. E insistió en que no se investiga la pista económica del asesinato ya que su ex mujer recibía $500.000 mensuales de diferentes alquileres.

De hecho, el político radical está en tratamiento psicológico por lo que viaja todos los jueves a la Ciudad de Mendoza ya que se encuentra con prisión domiciliaria en la casa de uno de sus hijos - el mayor- en Tunuyán.

Te puede interesar: Una abuela fue echada por su hija de su propia casa y ahora duerme en el frío de un hospital

Ya pasó casi un año y medio del asesinato de la empresaria perteneciente a una conocida familia tunuyanina.

Este viernes Hisa dialogó en el programa Te dijo lo que Pienso, de Radio Nihuil, donde aseguró que está mejor que en el penal, recuperándose, pero sin poder superar la "angustia, el estrés y el dolor". Además, afirmó que está atravesando un tratamiento psiquiátrico porque en todo este tiempo "lamentablemente sí, pensé en matarme".

Te puede interesar: El perro que dio su vida para salvar a una mujer

" Mis hijos creen en mi inocencia, los hijos de Norma no. Es muy difícil todo, es mucho el daño que se hizo. Aprendí a meditar, lo que me tranquiliza bastante, y trato de tener la mente lo más tranquila y clara posible", añadió Hisa.

Respecto de la causa, el hombre confesó que con lo que figura en el expediente "nunca pensé que iba a ser elevado a juicio", pero que ahora decidió reaparecer públicamente porque "no me puedo seguir quedando callado si está en juego mi libertad".

"No hay una prueba de que yo sea instigador. Los que grabaron el video en la cárcel salen a decir ahora que no es verdad, que les ofrecieron plata para que me inculparan a mi", expresó Hisa.

"Supongamos que yo la mandé a matar. Los Guerrero no llevaban nada para hacerlo, la mataron con los cuchillos de la casa. Un vecino escuchó que dos veces le dijeron callate o te mato, alguien que va a matar, va y mata". "Supongamos que yo la mandé a matar. Los Guerrero no llevaban nada para hacerlo, la mataron con los cuchillos de la casa. Un vecino escuchó que dos veces le dijeron callate o te mato, alguien que va a matar, va y mata".

Leonardo Hisa

Contra las imputaciones

En el diálogo con Nihuil, Hisa rechazó cada una de las imputaciones que se le hicieron y atacó al primer fiscal de la causa (ya lleva 10) sobre quien dijo que "llevaba 4 meses en el cargo como interino, al poco tiempo rindió mal y no tenía conocimientos penales, pero en media hora dio el veredicto".

Puntualmente sobre las imputaciones por las cuales Hisa habría mandado a matar a Carleti, dijo que todas fueron refutadas. La primera tenía que ver con una defraudación en una sociedad, pero aseguró que se hizo una pericia contable y "salió que no había ninguna defraudación de ningún tipo".

Otra de las imputaciones tenía que ver con el ejercicio de violencia económica de parte del hombre a su ex mujer. Al respecto, Hisa expresó: 
"Norma recibía por mes entre los bienes propios y los conyugales, cerca de $500 mil. En el tiempo que estuvimos casados, que fueron 28 años, Norma compró 20 propiedades. No hubo nunca presión de parte mía".

Por otra parte, respecto a la supuesta violencia psicológica, aseguró que "cualquiera que conocía a Norma sabe que no era una persona sometida ni por mí ni por nadie porque no estaba en su ADN".

"Yo puedo asegurar que Norma no me tenía miedo a mí ni a nadie. La hermana, en el expediente figura, le pregunta si tiene miedo y Norma contesta que no, porque yo soy un cagón", cerró el acusado.

Seguir leyendo