Durante la mañana de este martes, la tensión de los camioneros y familias chilenas luego de haber esperado por diez días la apertura del Paso Cristo Redentor, llegó a su máxima tensión, y los transportistas decidieron cortar la ruta a la altura de Uspallata y manifestarse a los bocinazos. Cerca del mediodía, se reunieron con autoridades y levantaron la protesta bajo la promesa que este miércoles habilitarán el cruce a Chile.

En una entrevista al subsecretario de Relaciones con la Comunidad de la Policía de Mendoza, Néstor Majul, en la edición central del Noticiero Siete, el funcionario relató lo sucedido: "A partir del mediodía hubo un corte de camioneros y camioneros autoconvocados, donde el pedido puntual de ellos era que habían visto cruzar, o que tenían la información de que estaban llegando del lado chileno autos particulares y turistas hasta Portillo. Entonces dijeron que, si dejaban pasar autos particulares, ¿Por qué no se habilitaba el transporte de carga?".

tuit-aprocam.jpg

Luego agregó: "Se hicieron sentir, cortaron la ruta a la altura de Uspallata, jurisdicción totalmente federal. Intervinieron por eso, tanto Gendarmería Nacional, como el Ministerio del Interior".

Majul detalló las gestiones realizadas, informando que "a nosotros nos trasmitió, tanto Justo Báscolo (coordinador general y jefe del Centro de Fronteras del Sistema Cristo Redentor), como la gente de Gendarmería, que había que despejar primero todo lo que era Caracoles (lado chileno), en relación al transporte de carga, donde se han visto algunas imágenes y hay unos 300 camiones en esa zona. Esto se iba a hacer, pero se les había hecho muy dificultoso limpiar ahí en Caracoles".

camiones paso a chile 1.jpg
Se ha retirado casi una treintena de camiones en el Paso Cristo Redentor, y sólo han quedado unos cuatro, cuyos choferes no subieron a alta montaña a sacarlos. pero del lado chileno es peor el panorama.

Se ha retirado casi una treintena de camiones en el Paso Cristo Redentor, y sólo han quedado unos cuatro, cuyos choferes no subieron a alta montaña a sacarlos. pero del lado chileno es peor el panorama.

Luego desde el piso del noticiero los periodistas del informativo mostraron la otra cara del conflicto, y entrevistaron a Fernando Ferreyra, de la Asociación de Camioneros Unidos, que explicó: "Ahora los colegas están calmos. Yo llegué acá al mediodía por una información, y ya no había más protesta. Se les ha prometido que mañana (por este miércoles) a partir de las nueve de la mañana van a ver cómo es el tema y Báscolo dice que van a abrir. Es una promesa de campaña para calmar los ánimos".

Viendo la poca credibilidad que el líder camionero tenía sobre esta promesa, se le preguntó si realmente dudaba de la veracidad. "Esperanzas no hay, porque sabemos cuál es la problemática. Tenemos gente de ambos lados, trabajando y colaborando. Del lado argentino se ha logrado sacar casi todo, quedarán unos cuatro camiones, donde no se hicieron presentes los choferes, por una cosa u otra, pero del lado chileno es donde tenemos el problema grande", indicó Ferreyra.

Para concluir la nota, Ferreyra fue consultado sobre quiénes consideraba que están actuando mal en esta crisis generada por el mal tiempo el pasado 9 de julio, y dijo: "Están actuando mal las coordinaciones. Ya se arrancó el 9 de julio con todo este desastre por una mala coordinación de ambos lados. Fue cuando se largaron casi 900 camiones a pasar, cuando Chile pidió 300, sabiendo el temporal que se venía, por la presión de los choferes, o llámese como quiera, y Chile no los pudo ni los quiso recibir. Ahí se armó el problema", concluyó.

► TE PUEDE INTERESAR: Femicidio de María Pía Persia: Los análisis de ADN confirmaron que un albañil es el autor

Temas relacionados: